Publicado el Deja un comentario

EL COLESTEROL ELEVADO PUEDE AFECTAR A LA VISÍ

El colesterol alto nos pone en riesgo de tener ciertas enfermedades, como son enfermedades del corazón, embolias, hemorragias, presión arterial elevada, diabetes y oclusión de las arterias de la retina.

El colesterol se deposita en la pared de las arterias formando placas que impiden el flujo normal de la sangre, favorece la formación de trombos sanguíneos y se pueden desprender dichas placas formando émbolos que pueden obstruir algún vaso. Si el vaso que se bloquea es una de las arterias que nutren a la retina y nervio óptico, se puede experimentar pérdida de visión indolora por interrumpirse el paso del flujo sanguíneo.

Según algunos estudios, las personas con un alto nivel de colesterol en sangre, tiene tres veces más peligro de tener una oclusión de este tipo que la gente con índices normales de colesterol.

La manera de prevenirlo según algunos expertos, es tener una dieta baja en grasa, hacer ejercicio regular y mantener un peso saludable. Es fundamental hacerse exámenes regulares de los ojos si tenemos los niveles de colesterol alto, ya que en una evaluación del fondo ocular podemos observar los vasos sanguíneos y por lo tanto podemos descartar la afectación de dichos vasos por el colesterol y sus complicaciones como obstrucción de las arterias. Por otro lado, en exámenes oculares rutinarios podemos detectar las complicaciones oculares secundarias al colesterol elevado, en pacientes asintomáticos que no son conocedores de su problema. Entre los signos oculares que podemos encontrar en el examen visual rutinario, se encuentra el arco corneal que es un fino aro blanco o gris  alrededor de la córnea del paciente formado por triglicéridos, indicándonos que los niveles de colesterol son elevados. Otro signo que nos podemos encontrar en el fondo ocular es la visualización de las placas de colesterol en las bifurcaciones de las arterias, o la obstrucción del vaso.

A parte de los exámenes visuales anuales, si se tiene hipertensión, o diabetes o una combinación de ambas, hay que asegurarse de hacer chequeos regulares y ponerse en manos de especialistas para que el problema sea solucionado cuanto antes. De esta manera, podemos evitar males mayores.

Compartir en Redes Sociales
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *