Publicado el Deja un comentario

RETICARE, UN PROTECTOR DE PANTALLA QUE CUIDA NUESTRA VISTA

Un grupo de investigadores españoles han desarrollado una tecnología que permite proteger nuestros ojos ante el impacto que causa la exposición prolongada a los efectos tóxicos de la luz, y se ha centrado específicamente en los problemas generados por las pantallas LED. Se trata de protectores de pantalla para smarthphones y tablets, llamados Reticare que permiten reducir esos efectos nocivos.

En dicho experimento, se exponían células de epitelio pigmentario de la retina de donantes humanos a luz LED directa, de diferentes intensidades durante 72 horas. El 93% de las células morían cuando no tenían protección, sin embargo, al introducir la protección (que incluye Reticare) entre las células y la luz, la supervivencia celular llegaba hasta el 90%, reduciéndose la mortalidad celular hasta 10 veces.

Los expertos del equipo científico de Reticare dedicaron buena parte a explicar los peligros que platea la exposición prolongada a pantallas LED, en el cual se encontraba la importancia de dicho experimento. Y es que la intensidad y las longitudes de onda que emiten dichas pantallas afectan a la mácula, la capa sensible a la luz que se encuentra en el centro de la retina.

La principal responsable de la agudeza visual se ve muy afectada por esas emisiones de luz que matan células que además no se regeneran, y el problema, que afecta a la población con más frecuencia (degeneración macular), se podría agravar en los próximos años.

Actualmente los síntomas de la llamada degeneración macular se suelen presentar a partir de los 55 años, pero las personas de esa edad nunca han estado expuestos a tantas emisiones de luz como las de la actualidad.

De hecho, el aumento del uso de smartphones, tablets o videoconsolas portátiles con pantallas LED hace que esa degeneración probablemente se acelere de forma notable en un futuro no muy lejano; e incluso se llega a estimar que como consecuencia de esa exposición los síntomas de la degeneración macular podría aparecer a corto plazo en pacientes de entre 45 y 50 años si no se ponen los medios para evitarlo.

Ahí es donde entra en juego Reticare, que con una serie de protectores de pantalla con filtros especiales minimizan los efectos nocivos de esa luz emitida por pantallas LED. Los protectores están disponibles para smartphones, tablets y videoconsolas portátiles, pero no para televisores. La razón, según los investigadores, es que dichas pantallas LED, aún a pesar de ser efectivamente otro emisor más, están situadas normalmente a mayor distancia, y no fijamos la vista en ellas como lo hacemos en smartphones o tablets, por ejemplo.

Y a todo ello se une la existencia ya en el mercado de filtros para gafas que protegen de estas emisiones, son las llamadas lentes con filtros CSR. Son lentes protectoras contra los efectos fototóxicos provocados por la luz sobre la retina. La finalidad de estas lentes es la de bloquear o filtrar la luz azul dañina y evitar que llegue hasta nuestra retina, evitando el consecuente daño celular. Las lentes con Certificado de Seguridad Retiniana son las únicas en el mercado que tienen un fundamento científico demostrado que avala y certifica su carácter protector.

Publicado el Deja un comentario

EL TABACO PUEDE AFECTAR A LA VISTA

El fumar esta relacionado directamente con muchos efectos de salud adversos, incluyendo alergias, presión arterial alta, enfermedades cardiacas, dentales, pulmonares y cáncer, entre otros. El fumar, también esta relacionado con enfermedades oculares.

Los fumadores tienen un riesgo aumentado para desarrollar cataratas. Las cataratas causan una variedad de síntomas, incluyendo visión borrosa, sensibilidad a la luz directa, pérdida de contraste y dificultad para ver los colores. Suele aumentar progresivamente, hasta que la capacidad de visión es insuficiente y hay que recurrir a la cirugía.

El fumar tabaco es también uno de los principales factores de riesgo prevenibles para la Degeneración Macular Relacionada con la Edad (DMAE) en la retina. Los estudios han demostrado que los fumadores y exfumadores tienen más probabilidad de desarrollar DMAE que quienes nunca han fumado.

Algunos estudios sugieren que el fumar contribuye a incrementar los daños en los vasos sanguíneos en pacientes con diabetes. Ello conlleva mayor afectación de los vasos de la retina y consecuentemente mayor avance de la retinopatía diabética, la cual puede conducir a ceguera.

El nervio óptico, es también susceptible al daño por el hábito de fumar. Personas con dieta pobre, que fuman mucho y que también consumen cantidades excesivas de alcohol; corren el riesgo de sufrir daño en el nervio óptico produciéndose pérdida visual. Algunas personas ya tienen problemas del nervio óptico de origen genético como neuropatía óptica hereditaria; y en cuyo caso el hábito de fumar aumentaría el riesgo de pérdida visual.

En algunos pacientes con enfermedades de tiroides que también cursan con afección ocular, el hábito de fumar puede favorecer a una disminución en la visión.

El ojo seco que lo padecen las personas que no producen la lágrima adecuada en cantidad o calidad para mantener sus ojos lubricados, el humo de los cigarros es un irritante importante que empeora los síntomas de esta enfermedad con sensación de tener arenilla en los ojos, sequedad, picazón, irritación, y lagrimeo excesivo pero no eficaz causado por la irritación.

Publicado el Deja un comentario

ME TIEMBLA EL PÁRPADO…¿DEBO PREOCUPARME?

A veces sientes que te tiembla el párpado y no lo puedes controlar, pero luego de unos segundos se te pasa ¿Se trata de algo serio?

Por lo general, el temblor del párpado es algo inofensivo que se conoce con el nombre de blefaroespasmos, término para nombrar a los espasmos o contracciones involuntarias de los músculos que rodean el ojo.

Algunas veces el párpado puede cerrarse, o casi cerrarse, de manera repetitiva y luego volver a abrirse. Estas contracciones, que la mayoría de las personas experimentan alguna vez en su vida, puede durar segundos o minutos, y puede seguir ocurriendo esporádicamente durante días, semanas o meses. Pues bien, puede deberse a distintas causas:

  • Estrés: presta atención al momento en que lo sientes. Es posible que los espasmos aparezcan en momentos de estrés y luego desaparezcan o disminuyan y luego vuelvan a aparecer. Cuando la situación de estrés se resuelve, los temblores también deberían quedar en el olvido.
  • Bajada de defensas: Tras una enfermedad o cansancio general, pueden aparecer los temblores en los párpados que desaparecerán cuando el organismo se recupere.
  • Esfuerzo visual: Cuando no ves bien tiene que esforzar la vista para poder enfocar los objetos y eso también puede provocar temblores en los párpados. Lo mismo que ocurre cuando pasas muchas horas leyendo frente a la pantalla del ordenador. En general, puede resolverse con el uso de gafas graduadas.
  • Cansancio ocular y ojo seco: dos condiciones que también son incrementadas cuando pasas muchas horas leyendo frente al ordenador. Para combatir el ojo seco, existen diversas gotas, las lagrimas artificiales, que ayudan a lubricar el ojo.
  • Consumo de cafeína y alcohol: también si se consume mucho puede producir temblor palpebral.
  • Afectación de la superficie ocular: En estos casos de irritación de la córnea o conjuntiva, A veces la contracción de los párpados son más severas y pueden hacer que el párpado se cierre por completo.
  • Enfermedades Sistémicas: En otras ocasiones aunque no es muy común, los espasmos están relacionados con otras condiciones de salud vinculadas con desórdenes o trastornos en el cerebro o el sistema nervioso, como la esclerosis múltiple, distonía, enfermedad de parkinson, entre otras causas.

 

Cuando el temblor esta causado por una condición de salud como las que acabamos de mencionar, es importante acudir al medico regularmente para mantener la situación bajo control.

Por tanto, si el temblor de los párpados o blefaroespasmo no se corrige controlando el estrés, durmiendo bien, evitando la cafeína, utilizando la mejor compensación óptica y manteniendo los ojos bien lubricados, o si se presenta en otras partes de la cara, o si cierra el ojo completo o si se prolonga, se debe acudir al especialista.

 

Publicado el Deja un comentario

LENTES POLARIZADAS

Las lentes polarizadas tienen fundamentalmente dos ventajas: son altamente convenientes como gafas de sol y neutralizan reflejos incómodos que provienen de superficies como carreteras mojadas, agua o nieve; de esta manera garantizan una gran comodidad y una visión rica en contrastes.

Pero, ¿cómo funcionan las gafas de sol polarizadas?

Una gafa de sol polarizada es una lente de sol base a la que se le añade una lámina especial que únicamente bloquea la luz que viene en una determinada dirección. Lo habitual es que en el caso de las gafas de sol estén polarizadas verticalmente, de modo que va a bloquear fundamentalmente la luz que venga horizontalmente. Partiendo de la base de que la luz del sol de por sí no es polarizada (vibra en todas las direcciones), las gafas no pueden bloquearla sin más pero lo que ocurre es que cuando esa luz se refleja en una superficie horizontal (la carretera; especialmente mojada, el agua, un cristal, la nieve, etc…), entonces la lente si que la bloquea.

Al utilizar gafas de sol polarizadas el deslumbramiento producido por el sol reflejado en la superficie se bloquea casi totalmente y tenemos una visión correcta.

Por tanto, los beneficios del uso de gafas de sol polarizadas son los siguientes:

– Protección 100% contra rayos UV

– La visión es notablemente más rica en contrastes

– Ideales para personas con sensibilidad a la luz

– En la sombra no se oscurecen tanto como con las gafas de sol normales, por lo que al pasar por zonas sombreadas o incluso túneles la visión que se consigue es mucho mejor.

– Eliminan brillos excesivos, por lo que la fatiga visual se reduce.

De ahí la importancia de utilizarlas cuando conducimos, especialmente en asfalto mojado o a primeras horas de la mañana o últimas de la tarde, los reflejos de luz nos dificultan la conducción y es difícil ver la carretera. Esos molestos reflejos se producen porque la luz del sol se refleja en la carretera.

Por tanto, en temas de seguridad no vale la pena jugársela. Igual que no olvidas el cinturón de seguridad cuando subimos al coche, no te dejes tus gafas de sol polarizada en casa. Con ellas a parte de poder tener una visión más nítida y confortable, evitará muchas lesiones a largo plazo que el sol puede ocasionar en nuestros ojos y que no nos damos cuenta.

Publicado el Deja un comentario

TERAPIA VISUAL

Como otros sistemas del cuerpo humano, muscular, respiratorio, cardiovascular, etc., el sistema visual también puede mejorar su rendimiento de funcionamiento si es sometido a entrenamiento.

La Terapia Visual, también conocida como entrenamiento visual, consiste en una serie de técnicas encaminadas a reforzar habilidades visuales concretas con el objeto de proporcionar una visión nítida, confortable y más eficaz. Básicamente un programa de terapia visual se trata de una secuencia de ejercicios que favorecen la adecuada función de los músculos intra y extraoculares y mejora todos los pasos del procesamiento de la visión mediante la estimulación neurofisiológica de la función visual. De esta manera puede “entrenarse” la agudeza visual, el sistema de enfoque, los movimientos oculares, la coordinación de ambos ojos e incluso, en niños, la interpretación de la información visual.

Por lo tanto, la terapia visual está indicada en los siguientes casos:

  • Ambliopía u ojo vago
  • Estrabismos
  • Disfunciones en el sistema de enfoque y/o coordinación de ambos ojos
  • Niños con problemas de lectura por mala motilidad ocular o deficiencia de la atención visual
  • Niños con bajo rendimiento académico por retraso en el procesamiento de la información visual

Es fundamental un profundo examen visual que analice específicamente cómo se comportan los ojos, tanto individualmente como en su conjunto, para poder detectar aquellas alteraciones y disfunciones que disminuyen la capacidad y el rendimiento visual, y así diseñar qué programa es el más adecuado en cada caso. Aunque los niños suelen ser quienes más precisan de este tipo de ejercicios, personas de cualquier edad pueden beneficiarse de ellos.

 

No obstante, la Terapia Visual no sólo se realiza en pacientes con un problema visual definido. Una gran parte de instituciones deportivas de alto rendimiento han implementado este tipo de programas para optimizar la función visual de sus deportistas. Esto significa que cualquier persona puede beneficiarse del entrenamiento visual y ver mejorada su función visual, lo que es importante en determinadas profesiones.

 

Los entrenamientos visuales se suelen realizar de manera individual, y los procedimientos utilizados y la duración del entrenamiento dependen del tipo de problema visual, de la colaboración del paciente y de la severidad de la disfunción visual que presente. Siendo fundamental la disciplina y continuidad en la realización de los ejercicios por parte del paciente para el éxito de la terapia.

 

Publicado el Deja un comentario

DIABETES Y OJOS

Actualmente aproximadamente un 8% de la población es diabético y según varios estudios se espera un aumento significativo de la incidencia de diabetes durante la última década.

Los problemas de la diabetes surgen cuando hay demasiada glucosa en la sangre por mucho tiempo. Los niveles altos de glucosa en la sangre, también llamados azúcar en sangre, pueden dañar muchos órganos del cuerpo como el corazón, los vasos sanguíneos, los ojos y los riñones.

Los niveles altos de glucosa en la sangre y la presión arterial alta causados por la diabetes pueden dañar cuatro partes del ojo: retina, humor vítreo, cristalino y nervio óptico.

El daño en la retina ocurre lentamente. La retina tiene vasos sanguíneos muy pequeños que se dañan con facilidad. Cuando una persona tiene niveles altos de glucosa en la sangre y  presión arterial alta durante mucho tiempo, esto puede causar daño en los vasos sanguíneos de la retina.

Primero los vasos sanguíneos se hinchan y se debilitan. Algunos vasos sanguíneos se tapan y no dejan pasar una cantidad suficiente de sangre. Al principio estos cambios tal vez no causen pérdida de visión.

A medida que empeoran los problemas de retina causados por la diabetes, se forman nuevos vasos sanguíneos. Estos vasos sanguíneos son débiles. Se rompen con facilidad y la sangre que se derrama entra en el humor acuoso. Esa sangre impide que la luz llegue a la retina.

Es posible que se vean manchas flotantes o casi oscuridad total. En algunos casos, la sangre se elimina sola. Pero es posible que se necesite una cirugía para eliminarlo.

A lo largo de los años, los vasos sanguíneos débiles e hinchados pueden formar tejido cicatrizal y hacer que la retina se desprenda. Si la retina se desprende, tal vez vea manchas flotantes o luces centelleantes, o quizás le parezca como si alguien hubiera bajado una cortina. Si no se atiende inmediatamente, una retina que se ha desprendido puede causar pérdida parcial de la vista o ceguera.

Por lo tanto, para prevenir los problemas de los ojos causados por la diabetes, lo mas importante es mantener la glucosa en sangre y la presión arterial lo más cerca posible de lo normal; hacerse un fondo de ojo al menos una vez al año, realizar ejercicio físico, no fumar, etc.

Descubrir y tratar los problemas precozmente puede salvar su visión.

Publicado el Deja un comentario

IMPORTANCIA DEL USO DE UN BUEN LÍQUIDO DE MANTENIMIENTO DE LAS LENTES DE CONTACTO

Las lentes de contacto adaptadas sobre la superficie corneal anterior y parte de la conjuntiva, cualquiera que sea su material óptico, son propensa a acumular sobre su superficie (anterior y posterior), los componentes de la película lagrimal. Por otro lado, también pueden ser contaminadas por sustancias procedentes de los dedos que la manipulan, así como también por bacterias, virus, hongos y amebas. Debe recordarse que en condiciones normales, existe flora bacteriana en párpados y conjuntiva.

Es decir, que ante la presencia de depósitos, los riesgos de contaminación y la necesidad de humectación justifican la existencia de productos específicos destinados al mantenimiento de las lentes, que se han ido haciendo más sofisticadas según se introducían nuevos polímeros y nuevas formas de uso.

La finalidad de ese mantenimiento es: conservar las lentes de contacto en buen estado, desinfectarlas y acondicionarla para su uso.

Las soluciones empleadas para los procedimientos de cuidado de las lentes de contacto deben ofrecer ciertas propiedades químicas. Estas propiedades no solamente servirán para que la solución sea eficaz en sus funciones de limpieza, enjuagado, hidratación, humectación y desinfección de las lentes, sino que también debe asegurar que no sea tóxica para los tejidos oculares.

Las soluciones empleadas en contactologia deben ser formuladas con una tonicidad semejante a la de la película lagrimal con la que interactúa de forma directa e indirecta. Si se emplearan soluciones cuya tonicidad fuera menor o mayor al de la película lagrimal, entonces se producirían reacciones adversas cuando aquéllas se pusieran en contacto con los tejidos oculares.

Por tanto, los líquidos de mantenimiento de las lentes de contacto son un elemento esencial en el confort de las lentes de contacto, hay que tener en cuenta que un líquido que no haga bien la función de limpieza y eliminación de proteínas causará un deterioro mayor en la lente de contacto, disminuyendo la vida útil de ésta. E igualmente nos evita de las odiosas conjuntivitis.

Actualmente existe en el mercado una gran variedad de productos de mantenimiento de lentes de contacto aunque no todos ellos igual de eficaces en su acción desinfectante y de limpieza. Algunos productos no están indicados para ciertos tipos de materiales de lentes de contacto y no todos ellos preservan el buen estado de la superficie ocular sino que incluso pueden llegar a ser tóxicos. Por todo ello, es conveniente utilizar el sistema de mantenimiento recomendado por su optometrista que al ser el profesional especializado en el área de la contactología, puede aconsejarle el mejor sistema de mantenimiento más adecuado para su caso en particular.

Publicado el Deja un comentario

OJOS ROJOS

El ojo rojo, es un término no específico, con el que se designa en medicina al conjunto de entidades clínicas caracterizadas por hiperemia (enrojecimiento) que afecta, en parte o en su totalidad, al segmento anterior del ojo: conjuntiva, córnea, iris y cuerpo ciliar.

Muchas veces se debe solo a una inflamación de la superficie ocular, pero en ocasiones la inflamación es del interior del ojo, lo que puede ser síntoma de una patología más grave.

La mayoría de pacientes que presentan ojo rojo sólo tienen una inflamación leve en la superficie ocular, que puede deberse a distintas patologías. Las más frecuentes son conjuntivitis, pero también el síndrome de ojo seco y las alteraciones relacionadas con el uso de lentes de contacto.

Cada causa tendrá un tratamiento específico; en el caso de las Conjuntivitis: hay distintos tipos cada una con un tratamiento diferente. En verano surgen las conjuntivitis alérgicas y las irritativas, debido a las piscinas o a los aires acondicionados, y durante todo el año las conjuntivitis bacterianas y también las víricas, muy frecuentemente asociadas a los resfriados. Cada tipología requerirá un tratamiento u otro (antibioticos, antiinflamatorios, lágrimas artificiales,….).

Ojo secos: algunos casos de ojos rojos se deben a la sequedad ocular. Consiste en un conjunto de síntomas y molestias debidos a una mala lubricación de la superficie del ojo, ya sea porque el ojo produce poca lágrima, o porque la lágrima es inestable y de mala calidad, con lo que se evapora rápidamente y acaba produciendo sequedad.

Mal uso de las lentes de contacto: es una causa frecuente de ojo rojo. Puede deberse al uso abusivo al llevarlas demasiado tiempo, dormir con las lentes puestas, tener una higiene inadecuada, o en verano también por bañarse con las lentes de contacto en el mar o las piscinas. Esto es muy frecuente, pero no es recomendable porque hay un parásito, la acanthamoeba, un organismo celular que suele estar en el agua, y que, aunque es infrecuente, puede afectar a los portadores de lentillas y producir una infección grave, sobretodo si no se trata en los primeros días.

Por tanto, si tenemos los ojos rojos y no sentimos ni pérdida de visión ni dolor, no debemos preocuparnos. Si es solo una rojez, por una irritación puntual, normalmente las lágrimas artificiales sin conservantes aliviarán el problema, y solo es conveniente la visita al especialista si en 24h no remite. Pero si hay pérdida de visión o dolor, el ojo rojo puede responder a una afección más grave como uveítis, glaucoma o alguna afección más grave a nivel de la córnea, y la visita al especialista debe ser urgente. No obstante, lo ideal es ante cualquier duda acudir al especialista y por supuesto nunca automedicarse.

Publicado el Deja un comentario

RETINOSIS PIGMENTARIA

La retinosis pigmentaria es un grupo de desórdenes genéticos que afectan la capacidad de la retina para responder a la luz. Esta es una enfermedad hereditaria que causa una pérdida lenta de la visión, comenzando por una visión nocturna disminuida y pérdida de la visión periférica. Con el tiempo, se produce una ceguera.

La retina es la capa de células sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo, y que convierte los rayos de luz en impulsos eléctricos. Estos impulsos son enviados al cerebro a través del nervio óptico, donde son reconocidos como imágenes que vemos.

Cuando existe una retinosis pigmentaria, las células de la retina llamadas bastones y conos mueren.

La retinosis pigmentaria es frecuentemente hereditaria. El ritmo de la progresión y el grado de pérdida visual varía de personas a personas. La mayoría de las personas con retinosis pigmentaria son legalmente ciegas a los 40 años de edad.

Los síntomas comienzan con la disminución de la visión nocturna y progresan hacia una pérdida de la visión periférica, creando un efecto de “visión en túnel”. Algunas personas también pueden tener dificultades para identificar colores. El ritmo de cambio en la visión varía de personas a personas, dependiendo de la composición genética de su condición.

Actualmente no se conoce ninguna cura para la retinosis pigmentaria. Sin embargo, estudios han demostrado que la vitamina A puede retardar la progresión de la retinosis pigmentaria. Otra de las recomendaciones para desacelerar la pérdida de visión de dicha patología, es usar gafas de sol para proteger la retina de los peligrosos rayos ultravioletas.

Investigaciones sobre la retinosis pigmentaria están siendo realizadas en áreas como la terapia genética y las opciones de transplantes. Ya que la enfermedad tiene una base genética, la terapia genética esta siendo bastante explorada en la rama de la investigación, especialmente en la identificación de formas para insertar genes sanos en la retina. A medida que las causas hereditarias son descubiertas, los investigadores esperan poder desarrollar tratamientos para prevenir la progresión de la retinosis pigmentaria.

 

Publicado el Deja un comentario

ORZUELO

El orzuelo es una pequeña infección que supura y que aparece en una de las glándulas en el borde del párpado. Suele generarse por una infección en la raíz de la pestaña (folículo) y puede aparecer en la parte externa del párpado o en la parte interna del ojo como un grano rojo, pequeño y aislado en el párpado.

Los síntomas más frecuentes son dolor, enrojecimiento e hinchazón del párpado, lagrimeo y formación de costras alrededor del ojo. Existen dos tipos de orzuelos: Orzuelo externo o superficial que generalmente se localiza en la base de una pestaña. Y Orzuelo interno, cuya infección se encuentra en una glándula más interna del párpado, y suele causar más dolor que el externo y puede producir más lagrimeo. Además, es muy habitual una mayor sensibilidad a la luz y que vaya acompañado de la sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo.

En la mayoría de los casos los responsables de los orzuelos son unas bacterias que viven en la piel (estafilococos). Estas bacterias, en principio inofensivas, pueden causar infecciones si logran penetrar a través de pequeñas aberturas en la piel o en el borde del párpado. Las blefaritis crónicas, también pueden derivar en orzuelos en algunos casos.

Los usuarios de lentes de contacto pueden padecer esta infección si no mantienen las condiciones de higiene óptima. Por ejemplo, si no se lavan las manos antes de cambiar sus lentes de contacto o si no desinfectan sus lentes de forma correcta. Igual que no desmaquillarse o utilizar cosméticos de baja calidad puede provocar la aparición de un orzuelo.

Los orzuelos pueden tratarse aplicando compresas o toallitas con agua templada en la zona del párpado durante diez minutos, tres o cuatro veces al día, hasta que el orzuelo drene y desaparezca.

Suele curarse solos e una o dos semanas cuando hay un drenaje espontáneo. En el caso de que el orzuelo no drene de esta manera, puede ser necesario aplicar una pomada antibiótica y antiinflamatoria.