Publicado el Deja un comentario

DIABETES Y OJOS

Actualmente aproximadamente un 8% de la población es diabético y según varios estudios se espera un aumento significativo de la incidencia de diabetes durante la última década.

Los problemas de la diabetes surgen cuando hay demasiada glucosa en la sangre por mucho tiempo. Los niveles altos de glucosa en la sangre, también llamados azúcar en sangre, pueden dañar muchos órganos del cuerpo como el corazón, los vasos sanguíneos, los ojos y los riñones.

Los niveles altos de glucosa en la sangre y la presión arterial alta causados por la diabetes pueden dañar cuatro partes del ojo: retina, humor vítreo, cristalino y nervio óptico.

El daño en la retina ocurre lentamente. La retina tiene vasos sanguíneos muy pequeños que se dañan con facilidad. Cuando una persona tiene niveles altos de glucosa en la sangre y  presión arterial alta durante mucho tiempo, esto puede causar daño en los vasos sanguíneos de la retina.

Primero los vasos sanguíneos se hinchan y se debilitan. Algunos vasos sanguíneos se tapan y no dejan pasar una cantidad suficiente de sangre. Al principio estos cambios tal vez no causen pérdida de visión.

A medida que empeoran los problemas de retina causados por la diabetes, se forman nuevos vasos sanguíneos. Estos vasos sanguíneos son débiles. Se rompen con facilidad y la sangre que se derrama entra en el humor acuoso. Esa sangre impide que la luz llegue a la retina.

Es posible que se vean manchas flotantes o casi oscuridad total. En algunos casos, la sangre se elimina sola. Pero es posible que se necesite una cirugía para eliminarlo.

A lo largo de los años, los vasos sanguíneos débiles e hinchados pueden formar tejido cicatrizal y hacer que la retina se desprenda. Si la retina se desprende, tal vez vea manchas flotantes o luces centelleantes, o quizás le parezca como si alguien hubiera bajado una cortina. Si no se atiende inmediatamente, una retina que se ha desprendido puede causar pérdida parcial de la vista o ceguera.

Por lo tanto, para prevenir los problemas de los ojos causados por la diabetes, lo mas importante es mantener la glucosa en sangre y la presión arterial lo más cerca posible de lo normal; hacerse un fondo de ojo al menos una vez al año, realizar ejercicio físico, no fumar, etc.

Descubrir y tratar los problemas precozmente puede salvar su visión.

Publicado el Deja un comentario

IMPORTANCIA DEL USO DE UN BUEN LÍQUIDO DE MANTENIMIENTO DE LAS LENTES DE CONTACTO

Las lentes de contacto adaptadas sobre la superficie corneal anterior y parte de la conjuntiva, cualquiera que sea su material óptico, son propensa a acumular sobre su superficie (anterior y posterior), los componentes de la película lagrimal. Por otro lado, también pueden ser contaminadas por sustancias procedentes de los dedos que la manipulan, así como también por bacterias, virus, hongos y amebas. Debe recordarse que en condiciones normales, existe flora bacteriana en párpados y conjuntiva.

Es decir, que ante la presencia de depósitos, los riesgos de contaminación y la necesidad de humectación justifican la existencia de productos específicos destinados al mantenimiento de las lentes, que se han ido haciendo más sofisticadas según se introducían nuevos polímeros y nuevas formas de uso.

La finalidad de ese mantenimiento es: conservar las lentes de contacto en buen estado, desinfectarlas y acondicionarla para su uso.

Las soluciones empleadas para los procedimientos de cuidado de las lentes de contacto deben ofrecer ciertas propiedades químicas. Estas propiedades no solamente servirán para que la solución sea eficaz en sus funciones de limpieza, enjuagado, hidratación, humectación y desinfección de las lentes, sino que también debe asegurar que no sea tóxica para los tejidos oculares.

Las soluciones empleadas en contactologia deben ser formuladas con una tonicidad semejante a la de la película lagrimal con la que interactúa de forma directa e indirecta. Si se emplearan soluciones cuya tonicidad fuera menor o mayor al de la película lagrimal, entonces se producirían reacciones adversas cuando aquéllas se pusieran en contacto con los tejidos oculares.

Por tanto, los líquidos de mantenimiento de las lentes de contacto son un elemento esencial en el confort de las lentes de contacto, hay que tener en cuenta que un líquido que no haga bien la función de limpieza y eliminación de proteínas causará un deterioro mayor en la lente de contacto, disminuyendo la vida útil de ésta. E igualmente nos evita de las odiosas conjuntivitis.

Actualmente existe en el mercado una gran variedad de productos de mantenimiento de lentes de contacto aunque no todos ellos igual de eficaces en su acción desinfectante y de limpieza. Algunos productos no están indicados para ciertos tipos de materiales de lentes de contacto y no todos ellos preservan el buen estado de la superficie ocular sino que incluso pueden llegar a ser tóxicos. Por todo ello, es conveniente utilizar el sistema de mantenimiento recomendado por su optometrista que al ser el profesional especializado en el área de la contactología, puede aconsejarle el mejor sistema de mantenimiento más adecuado para su caso en particular.

Publicado el Deja un comentario

OJOS ROJOS

El ojo rojo, es un término no específico, con el que se designa en medicina al conjunto de entidades clínicas caracterizadas por hiperemia (enrojecimiento) que afecta, en parte o en su totalidad, al segmento anterior del ojo: conjuntiva, córnea, iris y cuerpo ciliar.

Muchas veces se debe solo a una inflamación de la superficie ocular, pero en ocasiones la inflamación es del interior del ojo, lo que puede ser síntoma de una patología más grave.

La mayoría de pacientes que presentan ojo rojo sólo tienen una inflamación leve en la superficie ocular, que puede deberse a distintas patologías. Las más frecuentes son conjuntivitis, pero también el síndrome de ojo seco y las alteraciones relacionadas con el uso de lentes de contacto.

Cada causa tendrá un tratamiento específico; en el caso de las Conjuntivitis: hay distintos tipos cada una con un tratamiento diferente. En verano surgen las conjuntivitis alérgicas y las irritativas, debido a las piscinas o a los aires acondicionados, y durante todo el año las conjuntivitis bacterianas y también las víricas, muy frecuentemente asociadas a los resfriados. Cada tipología requerirá un tratamiento u otro (antibioticos, antiinflamatorios, lágrimas artificiales,….).

Ojo secos: algunos casos de ojos rojos se deben a la sequedad ocular. Consiste en un conjunto de síntomas y molestias debidos a una mala lubricación de la superficie del ojo, ya sea porque el ojo produce poca lágrima, o porque la lágrima es inestable y de mala calidad, con lo que se evapora rápidamente y acaba produciendo sequedad.

Mal uso de las lentes de contacto: es una causa frecuente de ojo rojo. Puede deberse al uso abusivo al llevarlas demasiado tiempo, dormir con las lentes puestas, tener una higiene inadecuada, o en verano también por bañarse con las lentes de contacto en el mar o las piscinas. Esto es muy frecuente, pero no es recomendable porque hay un parásito, la acanthamoeba, un organismo celular que suele estar en el agua, y que, aunque es infrecuente, puede afectar a los portadores de lentillas y producir una infección grave, sobretodo si no se trata en los primeros días.

Por tanto, si tenemos los ojos rojos y no sentimos ni pérdida de visión ni dolor, no debemos preocuparnos. Si es solo una rojez, por una irritación puntual, normalmente las lágrimas artificiales sin conservantes aliviarán el problema, y solo es conveniente la visita al especialista si en 24h no remite. Pero si hay pérdida de visión o dolor, el ojo rojo puede responder a una afección más grave como uveítis, glaucoma o alguna afección más grave a nivel de la córnea, y la visita al especialista debe ser urgente. No obstante, lo ideal es ante cualquier duda acudir al especialista y por supuesto nunca automedicarse.

Publicado el Deja un comentario

RETINOSIS PIGMENTARIA

La retinosis pigmentaria es un grupo de desórdenes genéticos que afectan la capacidad de la retina para responder a la luz. Esta es una enfermedad hereditaria que causa una pérdida lenta de la visión, comenzando por una visión nocturna disminuida y pérdida de la visión periférica. Con el tiempo, se produce una ceguera.

La retina es la capa de células sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo, y que convierte los rayos de luz en impulsos eléctricos. Estos impulsos son enviados al cerebro a través del nervio óptico, donde son reconocidos como imágenes que vemos.

Cuando existe una retinosis pigmentaria, las células de la retina llamadas bastones y conos mueren.

La retinosis pigmentaria es frecuentemente hereditaria. El ritmo de la progresión y el grado de pérdida visual varía de personas a personas. La mayoría de las personas con retinosis pigmentaria son legalmente ciegas a los 40 años de edad.

Los síntomas comienzan con la disminución de la visión nocturna y progresan hacia una pérdida de la visión periférica, creando un efecto de “visión en túnel”. Algunas personas también pueden tener dificultades para identificar colores. El ritmo de cambio en la visión varía de personas a personas, dependiendo de la composición genética de su condición.

Actualmente no se conoce ninguna cura para la retinosis pigmentaria. Sin embargo, estudios han demostrado que la vitamina A puede retardar la progresión de la retinosis pigmentaria. Otra de las recomendaciones para desacelerar la pérdida de visión de dicha patología, es usar gafas de sol para proteger la retina de los peligrosos rayos ultravioletas.

Investigaciones sobre la retinosis pigmentaria están siendo realizadas en áreas como la terapia genética y las opciones de transplantes. Ya que la enfermedad tiene una base genética, la terapia genética esta siendo bastante explorada en la rama de la investigación, especialmente en la identificación de formas para insertar genes sanos en la retina. A medida que las causas hereditarias son descubiertas, los investigadores esperan poder desarrollar tratamientos para prevenir la progresión de la retinosis pigmentaria.

 

Publicado el Deja un comentario

LÁGRIMAS

Las lágrimas, segregadas de forma continua por las glándulas lagrimales, desempeñan un papel imprescindible en nuestra salud ocular, hidratando, nutriendo y protegiendo la córnea. La córnea, la capa más externa del ojo, ejerce de barrera protectora frente a los gérmenes, el polvo y otros elementos nocivos. Al no contar con vasos sanguíneos, depende de las lágrimas y del líquido acuoso que llena la cámara que se encuentra detrás de ella para su aporte de oxígeno, obteniéndolo del aire cuando el ojo está abierto.

Las lágrimas cumplen las siguientes funciones: mantienen la salud ocular, permiten una visión clara, protegen el ojo frente a las posibles infecciones, limpian la superficie ocular de elementos irritantes o agentes alérgenos, como el polvo, el humo y otras partículas.

Las lágrimas se componen de proteínas, electrolitos y vitaminas que garantizan la salud de la superficie ocular y previenen las infecciones. En su estructura, se pueden apreciar tres elementos principales: una capa lipídica externa producida por las glándulas de Meibomio; una capa acuosa intermedia segregada por las glándulas lagrimales; una capa mucosa interna producida por células en forma de campana que se encuentran dentro de una cubierta delgada y transparente. Esta cubierta se sitúa sobre la parte blanca del ojo y la superficie interior de los párpados.

Cada uno de estos componentes cumplen una función distinta: la capa lipídica ayuda a prevenir la evaporación de la capa acuosa, que administra el oxígeno a la córnea, mientras que la capa mucosa sirve para extender las lágrimas de manera uniforme por la superficie del ojo.

Las lágrimas abandonan la superficie ocular a través de dos conductos lagrimales situados cerca de la parte interna del extremo de cada ojo. Estos canales discurren entre los ojos y la nariz y funcionan como unos diminutos desagües. En situaciones de lagrimeo abundante, los conductos no son capaces de desaguar todas las lágrimas y estas acaban deslizándose por nuestro rostro. Otras veces, las lágrimas que se desalojan por los conductos salen por la nariz.

Cualquier desequilibrio en la producción de lágrimas puede causar irritaciones, picor, quemazón, lagrimeo excesivo o, incluso, borrosidad. Estos síntomas suelen englobarse dentro del conocido como síndrome de ojo seco, un problema común y a menudo crónico, especialmente en la madurez.

El ojo seco, que puede dañar la superficie corneal y dificultar la visión, responde principalmente a dos causas:

– Una producción inadecuada de lágrimas, que tiende a disminuir con la edad, con ciertas condiciones o como efecto secundario de algunos medicamentos. Por otra parte, factores medioambientales, como el aire frío y ventoso, favorecen la evaporación, incrementando los síntomas de ojo seco.

– Y una calidad deficiente de nuestras lágrimas.

Publicado el Deja un comentario

ORZUELO

El orzuelo es una pequeña infección que supura y que aparece en una de las glándulas en el borde del párpado. Suele generarse por una infección en la raíz de la pestaña (folículo) y puede aparecer en la parte externa del párpado o en la parte interna del ojo como un grano rojo, pequeño y aislado en el párpado.

Los síntomas más frecuentes son dolor, enrojecimiento e hinchazón del párpado, lagrimeo y formación de costras alrededor del ojo. Existen dos tipos de orzuelos: Orzuelo externo o superficial que generalmente se localiza en la base de una pestaña. Y Orzuelo interno, cuya infección se encuentra en una glándula más interna del párpado, y suele causar más dolor que el externo y puede producir más lagrimeo. Además, es muy habitual una mayor sensibilidad a la luz y que vaya acompañado de la sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo.

En la mayoría de los casos los responsables de los orzuelos son unas bacterias que viven en la piel (estafilococos). Estas bacterias, en principio inofensivas, pueden causar infecciones si logran penetrar a través de pequeñas aberturas en la piel o en el borde del párpado. Las blefaritis crónicas, también pueden derivar en orzuelos en algunos casos.

Los usuarios de lentes de contacto pueden padecer esta infección si no mantienen las condiciones de higiene óptima. Por ejemplo, si no se lavan las manos antes de cambiar sus lentes de contacto o si no desinfectan sus lentes de forma correcta. Igual que no desmaquillarse o utilizar cosméticos de baja calidad puede provocar la aparición de un orzuelo.

Los orzuelos pueden tratarse aplicando compresas o toallitas con agua templada en la zona del párpado durante diez minutos, tres o cuatro veces al día, hasta que el orzuelo drene y desaparezca.

Suele curarse solos e una o dos semanas cuando hay un drenaje espontáneo. En el caso de que el orzuelo no drene de esta manera, puede ser necesario aplicar una pomada antibiótica y antiinflamatoria.

Publicado el Deja un comentario

TIPOS DE PROGRESIVOS

Durante los últimos años, los principales fabricantes han continuado investigando con el objetivo de perfeccionar sus diseños progresivos. Los últimos desarrollos se han concentrado en conseguir la máxima calidad y estabilidad visual en todas las direcciones.

Un buen ejemplo de la última generación de diseños progresivos son las nuevas generaciones de progresivos PERSONALIZADOS, cuyo resultado ha sido la consecución de una visión más amplia, mas estable y con mayor control de estabilidad visual. No importa su error refractivo, puede estar seguro que estos diseños le permitirán una fácil e inmediata adaptación como ningún otro progresivo lo había hecho antes.

Existe una amplia gama de diseños fruto de muchos años de investigación, por eso unos progresivos son más caros que otros. Porque no es lo mismo llevar un diseño de hace 15 años que el último diseño de este año. Entonces ¿son malos los progresivos baratos? NO, simplemente son diseños más viejos, que aunque siguen funcionando bien, ya están completamente superados. Luego están los extras que van encareciendo el precio final: endurecidos, fotocromáticos, antirreflejantes, reducidos, etc.

Un ejemplo: Imaginen que van a un concesionario y les ofrecen dos modelos de coches, uno gama baja, motor 1.1 gasolina sin aire acondicionado y sin dirección asistida. El otro 2.0 TDI con climatizador, dirección asistida y todos los extras. ¿Entendería que uno valga mucho más que el otro? ¿Verdad? Sin embargo los dos cumplen la misma función, aunque indudablemente no con el mismo confort. Más o menos esa es la diferencia entre unos progresivos de “oferta” y unos de alta gama.

Actualmente los tipos de progresivos los podríamos agrupar en 3 grupos:

  • Progresivos Diseño Personalizados: Las lentes progresivas más avanzadas y personalizadas. Ultima tecnología que garantiza la máxima estabilidad y la visión más amplia y cómoda.
  • Progresivos Diseño Gama media: Diseño suaves “clásicos” que confieren una adaptación fácil y un rápido procesamiento de la información visual.
  • Progresivos Diseño Gama básica: progresivos Standard. Para usuarios sensibles al precio.

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado el Deja un comentario

GANA UNOS PRO PARA TODO LA VIDA

¡¡ ÓPTICA BACA CUIDA DE TU VISIÓN Y DE TU ESTILO !!

Este año lanzamos una promoción especial: SORTEAMOS UNAS LENTES PROGRESIVAS PARA TODA LA VIDA.

El premio consiste en la renovación de las lentes progresivas cada dos años, de por vida. Todos los clientes que compren unas gafas progresivas podrán participar en el sorteo de dicho premio hasta finales de Marzo.

  1. Al comprar unas gafas progresivas, Optica Baca le entregará su estuche de garantía PRO, y en su interior encontrará una hoja con un código promocional único.
  2. Para participar en el sorteo, usted debe acceder a federopticos.com/pro y completar un formulario con su nombre, la óptica donde compró las gafas y el código que recibió en la óptica.
  3. Cada semana se realizará un sorteo, y en el caso de ser el premiado Optica Baca se pondrá en contacto con usted.
  4. El premio es personal y no podrá disfrutarlo otra persona distinta de la premiado/a. El premio no incluye la montura, solo las lentes. Las cuales serían de la misma gama a las de su compra premiada, y si el cliente desea una gama superior en la renovación tendrá que abonar la diferencia.

¡¡ANÍMATE, Y NO DEJES PASAR ESTA OPORTUNIDAD!!

 

Publicado el Deja un comentario

BUEN USO DE LAS LENTES DE CONTACTO

Las lentes de contacto, como método de corrección de los defectos de visión, proporcionan ventajas desde el punto de vista de calidad de visión, comodidad de uso e, incluso, seguridad a la hora de practicar ciertos deportes.

Las altas temperaturas estivales invitan a refrescarse, divertirse y practicar ciertos deportes acuáticos en el mar o en la piscina. Sin embargo, en el caso de las piscinas, las sustancias químicas presentes en el agua suelen ser en  muchos casos los responsable de conjuntivitis irritativas, y favorecen la presencia de conjuntivitis  víricas o bacterianas. Ojos rojos, escozor, quemazón, hipersensibilidad a la luz, sensación de cuerpo extraño y lagrimeo son algunos de los síntomas comunes que alertan de la presencia de conjuntivitis.

Aunque la incidencia de infecciones en usuarios de lentes de contacto es baja, es un colectivo con más riesgo que el resto de la población de padecer algún tipo de infección ocular; por ello, las personas que usan lentes de contacto deben extremar la higiene para reducir ese riesgo, llevando a cabo de forma exhaustiva las siguientes pautas:

 

  • Lavarse las manos antes de manipular las lentes de contacto. Secarselas con materiales que no desprendan pelusas y evitar usar cremas u otros productos que puedan soltar grasa y otros componentes que pueden contaminar las lentes.
  • Limpiar y desinfectar las lentes de contacto nada más quitárselas y antes de guardarlas en el estuche, frotando con el dedo índice la superficie de la lente, situada en la palma de la mano. Esta operación es fundamental para retirar los depósitos y secreciones que se hayan podido acumular durante su uso.
  • Desinfectar y reemplazar con la frecuencia indicada los estuches portalentes. No utilizar nunca agua.
  • Respetar la fecha de caducidad de las lentes de contacto
  • Reemplazar las lentes una vez transcurrido el tiempo establecido para su correcto uso.
  • Cubrir las lentes con suficiente líquido para que no se sequen.
  • Utilizar los líquidos de desinfección de buena calidad, no todos valen para cualquier tipo de lente. Y las mayores intolerancias a las lentillas vienen proporcionado por uso de líquidos de mala calidad.
  • No reutilizar la solución que queda en el estuche portalentes.
  • Colocarse las lentes antes de maquillarse y quitárselas antes de desmaquillarse.
  • No dormir con las lentes de contacto puestas si no está indicado para ello. Si accidentalmente se queda dormido con ella, utilice alguna lágrima o solución estéril para humedecer el ojo antes de quitárselas.
  • Si nada o bucea con ellas puestas, lo mejor es usar gafas de natación y lentes desechables de uso diario de manera que pueda tirar las lentes al salir del agua.

 

 

Todos estos consejos nos aseguran el éxito del uso de las lentes y que los usuarios puedan disfrutar de todas sus ventajas con confort y seguridad.

Publicado el Deja un comentario

La importancia de una buena conducción al conducir

La conducción es una actividad neuromotora que está guiada por la visión. Esto significa que todo aquello que pueda afectar a la percepción visual tendrá una gran repercusión en la conducción, porque lo que la vista perciba o deje de percibir implicará a la capacidad reactiva, es decir, la reacción motora.

Sin embargo, también es importante señalar que la visión no afecta sólo a lo que vemos, sino al cómo lo vemos. Podemos tener una visión que se cifre en el 90-100% de agudeza visual, pero si estamos iniciando una catarata o tenemos una edad superior a los 55 años, la capacidad de tolerar el deslumbramiento y la percepción con baja iluminación determina que nuestra visión este muy por debajo de la de un individuo más joven y sin patología ocular. El cual con el mismo grado de agudeza visual responderá mucho mejor al cansancio, y su capacidad perceptiva y reactiva será muy superior a la de un conductor mayor.

Es importante que los conductores sepan sus limitaciones; y la forma más adecuada para conocer su situación personal propia es consultando a profesionales. Los cuales, a través de un examen visual completo le aconsejaremos sobre las medidas necesarias para que su visión obtengan el máximo grado de aprovechamiento, y se le indicará sus propias limitaciones ya sean alteraciones patológicas o cualquier incidencia que limite su capacidad visual, reduciendo estas en lo posible con medidas adecuadas que mejoren su calidad visual con la corrección óptica apropiada.

Por lo tanto, una conducción segura se relaciona con una calidad visual buena. La edad y la presencia de alguna enfermedad ocular influye en la visión y todo ello se ve incrementado por el grado de atención que podamos mantener durante la conducción. Estos factores nos llevan a concluir que el hecho de conducir un vehiculo, supone que hemos de ser conscientes de las limitaciones propias de la fisiología de nuestra percepción visual y saber que, en muchos casos las podemos mejorar si tomamos una serie de medidas como:

  • Comprobar cada año que la corrección óptica que necesita es la correcta, tanto en lo que se refiere a graduación como al estado de las gafas o lentillas.
  • Utilizar filtros solares apropiados si es sensible a la luz.
  • Utilizar filtros antirreflejantes
  • Consultar sobre filtros específicos si padece enfermedades oculares que disminuyan la sensibilidad al contraste (cataratas, maculopatías, degeneraciones retinianas,…)