Publicado el

IMPORTANCIA DEL USO DE GAFAS DE SOL EN LOS DEPORTES DE INVIERNO

Somos conscientes de los múltiples beneficios del deporte para la salud, y ahora en invierno son muchos los aficionados que practican deportes al aire libre. Pues bien, aproximadamente un 20% de las personas que realizan estos deportes sufren lesiones oculares por no protegerse adecuadamente de las radiaciones solares.

Las personas que practican esquí, alpinismo y deportes en la nieve sin protección ocular, o protección inadecuada pueden verse afectadas de queratoconjuntivitis.

Los síntomas característicos de las queratoconjuntivitis por exposición a los rayos solares son: lagrimeo excesivo, enrojecimiento, inflamación de los párpados, fotosensibilidad, dolor de cabeza, sensación de cuerpo extraño, dolor y visión borrosa.

Hay que tener especial cuidado en la montaña con las radiaciones solares, porque en altitudes elevadas la capacidad de protección de la atmósfera es mucho menor que en zonas bajas.

La nieve refleja el 80% de los rayos ultravioletas, por lo que la sobre-exposición ocular a esta luz puede producir además de queratoconjuntivitis solar, lesiones en el cristalino (cataratas) y en la retina (maculopatías), cuya gravedad dependerá de la dosis de radiación ultravioleta acumulada a lo largo de la vida, al igual que ocurre con el cáncer de piel.

Pero en contra de lo que muchos piensan el sol no es la única amenaza en esta época puesto que el aire puede resultar muy seco y por lo tanto puede provocar irritaciones oculares.

Por tanto es muy importante  utilizar unas adecuadas gafas de sol , que protejan de los rayos solares y del viento, mientras se practican deportes de invierno al aire libre ya que pueden prevenir futuras enfermedades oculares.

Publicado el

Lentillas de fantasía para Halloween

Se acerca el día más esperado y terrorífico del año… HALLOWEEN!!!

¿Tienes ya el disfraz? Aún así, no estará completo sin un detalle…tus lentillas de fantasía!! Marca la diferencia complementado tu mirada con un estilo único! Las puedes conseguir en diversos colores…y además gradudas!!

La oportunidad perfecta para disfrazar tu mirada y hacer del día de Halloween una experiencia inigualable a la par que aterradora. No importa de lo que te vistas,  una lentilla adecuada para cada disfraz.

 

Publicado el

VUELTA AL COLE…

Comienza un nuevo curso escolar, momento idóneo para revisar a fondo la salud visual de nuestros más pequeños, ya que su correcto desarrollo escolar depende directamente de un funcionamiento óptimo del sistema visual.

Muchas veces se tachan a los niños de malos estudiantes cuando lo que hay es un problema visual. Una buena exploración visual garantizará un buen rendimiento del niño durante el año escolar.

En los niños pequeños, entre el año y los dos años es conveniente que el especialista realice un examen ocular completo que permita detectar anomalías oculares, posibles defectos de refracción, así como descartar la presencia de estrabismo.

A partir de esta edad, es conveniente realizar controles anuales hasta los siete u ocho años, edad a la que finaliza el aprendizaje visual. La infancia es un momento clave para detectar cualquier problema de visión, la detección precoz permitirá realizar un tratamiento más eficaz y por tanto un mejor pronóstico para el futuro.

Existen varios síntomas que pueden avisar de que realmente un niño tiene problemas de visión, como son dificultades para ver la pizarra o la televisión, problemas de concentración, dolores recurrentes de cabeza, visión doble, dolor ocular, fatiga visual, situaciones y posturas forzadas para leer o escribir, ojos rojos, frotarse frecuentemente los ojos, parpadeos continuos, torcer el ojo y fotofobia entre otros.

Además, las exigencias visuales de la última década y el aumento del uso de dispositivos móviles (tablets, consolas y ordenadores,..) están multiplicando las afecciones visuales.

Por tanto, si usted tiene niños pequeños en edad escolar no dude en acudir a su especialista y realizarle un examen visual completo, una detección precoz de alguna afección si existe, puede ser crucial para el éxito del próximo curso.

Publicado el

OJO LLOROSO

Para que la superficie ocular se mantenga sana, ésta debe permanecer lubricada. Por eso, el sistema lagrimal consta de una glándula especializada que se sitúa en el tercio externo del párpado superior y que se encarga de producir las lágrimas.

Cuando parpadeamos, el párpado las extiende sobre la superficie ocular y bombea el exceso de lágrima hacia un pequeño conducto que acaba en la nariz.

El ojo lloroso es un exceso de lagrimeo que se produce cuando el conducto que drena las lágrimas hacia la nariz no funciona correctamente. Esta obstrucción provoca que las lágrimas se acumulen en la superficie del ojo y se desborden, cayendo hacia la mejilla.

Si el conducto lagrimal está obstruido, además puede ocurrir que las lágrimas retenidas en el saco lagrimal se infecten. Una infección en el conducto lagrimal produce dolor e inflamación en el canto interno de los párpados.

No obstante las causas de los ojos llorosos son muy diversas, puede ocurrir por: alergias, blefaritis, conjuntivitis, contaminación o productos químicos en el aire o el viento, luz brillante, eversión del párpado hacia dentro o hacia fuera, algo en el ojo, raspadura en el ojo, infección, pestañas que crecen hacia dentro, irritación, ojos secos,…

En la mayoría de los casos, el ojo lloroso no se puede prevenir.

Cuando está relacionado con una infección nasal o una conjuntivitis, conviene tratarlos adecuadamente.

En caso de obstrucción lagrimal lo más importante es ponerse en manos de especialistas que si lo ven conveniente diagnosticaran y determinaran si es necesario realizar una intervención quirúrgica. No obstante, hay que tener presente que las obstrucciones del conducto lagrimal no siempre se pueden reparar.

Por tanto, hace falta una evaluación general para determinar la causa del ojo lloroso para poder elegir el mejor manejo o tratamiento.

 

 

Publicado el

VISIÓN Y DEPORTE

La mayoría de los deportes tienen una gran implicación con la visión. En la actualidad se puede mejorar el rendimiento deportivo mediante un estudio de las funciones visuales y establecer un plan de ejercicios específicos para cada deporte.

Actualmente sabemos que el 70% del cerebro está implicado en funciones visuales. La visión es un proceso de captación de señales luminosas del exterior por parte del ojo, que deben llegar al cerebro, a través de la vía óptica, donde se procesan, se reconstruye el mundo exterior, se toma consciencia de esa información y se elabora un plan de acción motor, como por ejemplo mover un brazo para alcanzar una pelota.

Cada deporte tiene unas implicaciones diferentes sobre el aparato visual y es muy poco frecuente que en un determinado deporte no haya una relación importante con el sistema visual. En deportes como el esquí es fundamental la protección de los ojos frente a las radiaciones ultravioleta y en otros como el tenis o el squash, la velocidad de la pelota obliga a tener unos reflejos visuales muy buenos para poder ajustar el movimiento al impactar la bola.

Por tanto, la visión engloba una serie de actividades susceptibles de entrenamiento y mejora, y en el caso del deporte las habilidades más relacionadas son:

-Agudeza visual estática: Habilidades que permiten discriminar detalles de los objetos estáticos en condiciones de reposo del sujeto. Por ejemplo, los deportes de precisión como el tiro o el golf.

– Agudeza visual dinámica: Habilidades de discriminar detalles cuando existe movimiento entre el objeto y el sujeto. Puede darse el caso que se desplaza el sujeto (automovilismo), el objeto (tiro al plato), o ambos (tenis).

– Función de la sensibilidad al contraste: Determina la sensibilidad visual del deportista en distintas condiciones de iluminación.

– Movimientos oculares: De seguimiento, sacádicos y de fijación, que permiten la movilidad del ojo para explorara el espacio en todas las direcciones. Por ejemplo, en los deportes de pelotas.

– Flexibilidad de acomodación: Habilidad del deportista de enfocar rápidamente objetos situados a diferentes distancias.

– Percepción de la profundidad: Habilidad que permite predecir las distancias entre el jugador, la pelota, compañeros, contrarios, líneas de juego..

– Visión periférica: capacidad necesaria para poder detectar y responder a estímulos visuales ubicados en áreas del campo visual alrededor del punto donde se fija la mirada. Por ejemplo, jugadores de baloncesto.

Y el tiempo de reacción visual también es importante señalar puesto que siempre se intenta potenciar la mayor rapidez de respuesta posible.

Muchos deportistas de elite del futbol, basquet, pilotos, etc., realizan entrenamientos visuales con el fin de mejorar el rendimiento de cada deporte.

Publicado el

LENTES POLARIZADAS

Las lentes polarizadas tienen fundamentalmente dos ventajas: son altamente convenientes como gafas de sol y neutralizan reflejos incómodos que provienen de superficies como carreteras mojadas, agua o nieve; de esta manera garantizan una gran comodidad y una visión rica en contrastes.

Pero, ¿cómo funcionan las gafas de sol polarizadas?

Una gafa de sol polarizada es una lente de sol base a la que se le añade una lámina especial que únicamente bloquea la luz que viene en una determinada dirección. Lo habitual es que en el caso de las gafas de sol estén polarizadas verticalmente, de modo que va a bloquear fundamentalmente la luz que venga horizontalmente. Partiendo de la base de que la luz del sol de por sí no es polarizada (vibra en todas las direcciones), las gafas no pueden bloquearla sin más pero lo que ocurre es que cuando esa luz se refleja en una superficie horizontal (la carretera; especialmente mojada, el agua, un cristal, la nieve, etc…), entonces la lente si que la bloquea.

Al utilizar gafas de sol polarizadas el deslumbramiento producido por el sol reflejado en la superficie se bloquea casi totalmente y tenemos una visión correcta.

Por tanto, los beneficios del uso de gafas de sol polarizadas son los siguientes:

– Protección 100% contra rayos UV

– La visión es notablemente más rica en contrastes

– Ideales para personas con sensibilidad a la luz

– En la sombra no se oscurecen tanto como con las gafas de sol normales, por lo que al pasar por zonas sombreadas o incluso túneles la visión que se consigue es mucho mejor.

– Eliminan brillos excesivos, por lo que la fatiga visual se reduce.

De ahí la importancia de utilizarlas cuando conducimos, especialmente en asfalto mojado o a primeras horas de la mañana o últimas de la tarde, los reflejos de luz nos dificultan la conducción y es difícil ver la carretera. Esos molestos reflejos se producen porque la luz del sol se refleja en la carretera.

Por tanto, en temas de seguridad no vale la pena jugársela. Igual que no olvidas el cinturón de seguridad cuando subimos al coche, no te dejes tus gafas de sol polarizada en casa. Con ellas a parte de poder tener una visión más nítida y confortable, evitará muchas lesiones a largo plazo que el sol puede ocasionar en nuestros ojos y que no nos damos cuenta.