Publicado el Deja un comentario

PTOSIS PALPEBRAL

La ptosis palpebral es la caída del párpado superior. Surge, habitualmente, por una disfunción del músculo elevador, debido a causas degenerativas o congénitas.

La ptosis puede afectar a uno o ambos ojos y aparecer a cualquier edad.

En el caso de que el párpado caído llegue a solapar la pupila, y por lo tanto bloquear la línea de mirada, se pueden producir complicaciones. Entre las complicaciones tenemos desde un problema estético hasta la aparición de tortículis ya que para poder ver mejor suelen elevar el mentón y así compensar la posición de la pupila afectada. En el caso de los niños, dado que la visión está en proceso de desarrollo las consecuencias pueden ser más serias, como la aparición de ambliopía, también llamada, ojo vago, dado que el ojo afectado deja de realizar su función, que asume el otro ojo.

Los síntomas, por tanto, que presentarán los pacientes con ptosis palpebral suelen ser estéticos, pérdida de visión en el ojo afectado y ambliopía.

La ptosis palpebral puede ser:                                                                                              

Congénito: apareciendo desde el nacimiento a causa de una alteración en el desarrollo del músculo elevador del párpado en el embrión

Secundario a distintos procesos de origen diferentes como:

 Envejecimiento: en edad adulta y de forma progresiva puede producirse una disfunción del músculo elevador del párpado

Alteraciones  neurológicas producidas por enfermedades como  Miastenia Gravis, o aneurismas o tumoraciones intracraneales en los que la ptosis se desarrolla con mucha rapidez siendo un síntoma de alarma que requiere una buena exploración completa.

Reacciones alérgicas, que producen ptosis transitoria.

Traumatismos locales, con pérdida de inervación del músculo elevador o daño directo al propio músculo

El tratamiento de la ptosis es quirúrgico, aunque en algunas ocasiones se puede utilizar un hilo de nylon acoplado en la gafa para ayudar a elevar el párpado superior dejando intacto el parpadeo. El objetivo de la cirugía es reparar el tendón que sirve para levantar el párpado o bien lograr que el músculo recupere su tono habitual.

La ptosis por tanto no se puede prevenir pero se puede detectar fácilmente en fases iniciales y en casos de ptosis secundarias a trastornos sistémicos, tratar lo antes posible. Incluso es posible actuar antes de que el campo visual quede afectado y de que el efecto antiestético que provoca sea muy pronunciado. Su corrección previene la tortícolis y dolor cervical, malestares frecuentemente asociados a esta disfunción.

Por tanto, ante cualquiera de estos síntomas lo ideal es acudir a su especialista de la visión para poder actuar lo antes posible.

Publicado el Deja un comentario

LOS OJOS Y LAS PISCINAS

Nadar no es un deporte solo de verano, de hecho, en los meses de invierno las piscinas de los polideportivos se llenan de niños, jóvenes y mayores dispuestos a practicar uno de los deportes más beneficiosos que se pueden realizar. Debido a que los ejercicios que se ejecutan en el agua pueden adaptarse a las características de cada persona, y que las instalaciones deportivas están diseñadas para que el agua esté en perfectas condiciones, la natación es uno de los deportes más practicados en esta época del año.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta que los ojos pueden resentirse de la exposición al agua tratada con productos irritantes. Para evitar que los ojos sufran y surjan molestias, debemos tener en cuenta una serie de medidas de prevención.

Nosotros mismos podemos evitar que nuestros ojos, y los de nuestros compañeros se expongan a sustancias tóxicas e irritantes. Es tan sencillo como ducharse antes de entrar en el agua para eliminar de nuestra piel cosméticos, alcohol (de las colonias), suciedad, etc., que se disuelven en el agua de las piscinas y con los que entramos en contacto directo. En este sentido, también es importante, y normalmente obligatorio, usar gorro de baño para evitar que los agentes que se quedan en el cabello, y el propio pelo, no se queden en el agua.

Usar siempre gafas de natación, además de ayudarnos a nadar más cómodo, las gafas de natación evitan que el agua con cloro entre en contacto con nuestros ojos. Debemos elegir un modelo que se adapte bien a nuestra cara, sin que ejerza demasiada presión. Para quienes tienen un defecto refractivo que les incomoda la práctica deportiva, pueden optar por una gafa de natación graduada.

Aunque el cloro y demás productos que se echan en el agua combaten los agentes patógenos, algunos pueden sobrevivir a sus efectos, por lo que una vez que salgamos de la piscina, debemos volver a ducharnos.

También se puede favorecer el bienestar ocular con la aplicación de gotas de suero fisiológico o lágrima artificial; que si además se mantiene en frío, aportarán un efecto descongestivo.

Publicado el Deja un comentario

NISTAGMUS

Es un tipo de movimiento involuntario de los ojos. Usualmente es de lado a lado, pero a veces es de arriba abajo o en forma circular (movimiento rotatorio involuntario). El movimiento varia entre lento y rápido y usualmente involucra ambos ojos. El nistagmus ocurre más frecuente en la infancia, pero también puede adquirirse después en la vida debido a una enfermedad o lesión.

La causa directa del nistagmus es la inestabilidad en el sistema muscular que controla los ojos, no obstante existen otras causas diferentes a esta inestabilidad como es: la herencia, mal desarrollo del ojo que puede ser causado por una enfermedad ocular o un problema visual durante la infancia, albinismo, enfermedades sistémicas como la esclerosis múltiple o tumores cerebrales, lesiones en la cabeza, uso de ciertos medicamentos, consumo de drogas o alcohol, problemas en el oído interno como infección o irritación, etc. Sin embargo, en algunos casos se desconoce la causa del nistagmus.

Otros síntomas además de los movimiento oculares pueden incluir, sensibilidad a la luz, dificultad para ver en oscuridad, problemas de visión, sostener la cabeza en una posición volteada, oscilopsia (sensación de que el mundo está sacudiéndose o moviéndose) y mareo, lo cual puede afectar al equilibrio.

No existe ningún tratamiento para la mayoría de los casos de nistagmus congénito. El tratamiento para el nistagmo adquirido depende de la causa. En algunos casos, el nistagmo es irreversible. En los casos debido a medicamentos o infección, el nistagmo por lo regular desaparece después de que la causa mejora.

Las opciones de tratamiento para reducir el nistagmus y mejorar la visión incluyen: prismas, algunos medicamentos para ciertos tipos de nistagmus, incluso inyecciones de botox (toxina botulínica) para relajar los músculos oculares, o cirugía de los músculos oculares.

Por tanto, ante un caso de nistagmus lo ideal es ponerse en manos de especialistas para poder tratarlo si es posible.

Publicado el Deja un comentario

EL CRISTALINO

El cristalino es un cuerpo lenticular, transparente, incoloro, biconvexo, flexible y avascular. Está situado en el segmento anterior del globo ocular, detrás del iris y el humor acuoso y delante del humor vítreo. Debido a la ausencia de vasos sanguíneos en su interior, la nutrición del cristalino depende principalmente de intercambios con el humor acuoso. La curvatura de la cara anterior es inferior a la de la cara posterior. A los centros de dichas caras se les conoce, como polo anterior y polo posterior, mientras que la línea que los une se llama eje de cristalino.

Se encuentra rodeado por una cápsula transparente, elástica y acelular, también llamada cristaloides, que está conectada al músculo ciliar por medio de unas fibras denominadas zónula de Zinn. En el interior del cristalino existen dos zonas principales: el núcleo y la corteza. La superficie anterior de la corteza esta recubierta por un epitelio, siendo éste el único tejido del cristalino que es capaz de regenerarse.

Su propósito principal consiste en permitir enfocar objetos situados a diferentes distancias. Este objetivo se consigue mediante un aumento de su curvatura y de su espesor, proceso que se denomina acomodación. El cristalino se caracteriza por su alta concentración en proteínas, que le confieren un índice de refracción más elevado que los fluidos que lo rodean. Este hecho es el que le otorga su capacidad para refractar la luz, ayudando a la córnea a formar las imágenes sobre la retina.

A medida que la edad del sujeto aumenta, el cristalino va perdiendo progresivamente su capacidad para acomodar. Este fenómeno se conoce como presbicia o vista cansada; afecta a la totalidad de la población sobre los cuarenta años exigiendo el uso de gafas para enfocar objetos cercanos.

La principal dolencia que afecta al cristalino son las cataratas. Por este nombre se conoce a cualquier pérdida de transparencia del mismo que afecte a la visión. Sus causas son diversas y  cuando se encuentran en un estado avanzado requieren de una operación quirúrgica.

Publicado el Deja un comentario

EXOFTALMOS

Es la proyección o salida hacia fuera del globo ocular (proptosis), lo que puede dar la impresión de “ojos saltones”. Puede afectar a un ojo o a ambos, dependiendo de la causa.

En un alto porcentaje de los casos el exoftalmos está asociado a la orbitopatía tiroidea, una enfermedad inflamatoria relacionada con el hipertiroidismo.

La enfermedad puede llegar a ser grave ya que la órbita es una cavidad ósea inextensible, en la que un proceso inflamatorio como este puede comprimir el nervio óptico y causar ceguera.

Otros procesos que pueden provocar exoftalmos son tumores orbitarios, globo ocular grande, miopía alta o glaucoma congénito, así como otras enfermedades tiroideas o inflamatorias orbitarias.

Los pacientes pueden presentar: retracción del párpado superior que confiere al rostro una expresión de susto o sorpresa, irritación ocular y enrojecimiento de los tejidos orbitarios y de la conjuntiva.  En los casos inflamatorios como la orbitopatía tiroidea, el exoftalmos puede ir acompañado de estrabismo y visión doble. Esto es debido a que se produce un engrosamiento de los músculos extraoculares, y como consecuencia se ve afectada la motilidad ocular. También puede ir acompañado de una pérdida importante de visión por compresión del nervio óptico.

Según la causa, la evolución y el pronóstico de cada paciente, existen diferentes estrategias para tratar el exoftalmos:

-Medidas de protección orientadas a combatir los síntomas: uso de lágrimas artificiales, uso de gafas de sol siempre que se salga a la calle, o dormir con la cabeza elevada

-Tratamiento farmacológico: con corticoides y/o inmunodepresores.

-Tratamiento quirúrgico: necesario en casos que exista un grave compromiso de la agudeza visual por afectación del nervio óptico.

Las estadísticas muestran que enfermedades asociadas al exoftalmos, como la orbitopatía tiroidea, se dan especialmente en mujeres jóvenes y fumadores. Se ha demostrado que el tabaco, aunque no es un factor directamente desencadenante, es un agravante de estas enfermedades por lo que es importante evitarlo.

Publicado el Deja un comentario

MIGRAÑA Y VISIÓN

La migraña o jaqueca es una condición de carácter familiar, en la que se producen crisis recurrentes de dolor de cabeza de duración, frecuencia e intensidad variable. Afecta aproximadamente al 15-30% de la población y más frecuente en mujeres, entre los 25-50 años.

Se produce por un vaso-espasmo transitorio que perjudica la circulación del cerebro y del ojo. Primero los vasos se contraen y luego se dilatan.

Los síntomas visuales de origen neurológico son múltiples y varían de unos pacientes a otros, los más frecuentes son: centelleos, pérdida fugaz de visión, ceguera cortical y pérdida parcial de los campos visuales. Estos síntomas se deben a la falta de flujo sanguíneo a un área localizada del cerebro o del ojo. Las alteraciones visuales van seguidas de un intenso dolor de cabeza, aunque puede ocurrir también sin cefaleas.

Existen varios tipos de migrañas las cuales varían de acuerdo a la zona afectada del cerebro, pero en general las crisis son unilaterales afectando solamente la mitad del cráneo. El dolor puede ir asociado a náuseas, vómitos y falta de apetito.

¿De que forma se presentan los distintos tipos de migraña?

  • Migraña común: es la forma más frecuente y se acompaña de dolor de cabeza, nauseas, vómitos, etc. Suele presentar falta de concentración e irritabilidad en el momento de crisis aguda y suele aparecer intolerancia a la luz (fotofobia).
  • Migraña clásica: produce un aura visual que se compone de manchas (escotomas) brillantes y oscuras, sombras distorsionadas, líneas luminosas en zig-zag y pérdida de campos visuales. Este proceso se inicia bruscamente y va en aumento extendiéndose hacia la periferia y finalmente desaparece.
  • Migraña oftalmoplégica: se produce con una parálisis transitoria pero recurrente del nervio que controla el párpado superior y la mayoría de los movimientos del ojo (hacia arriba, hacia abajo y hacia dentro).
  • Migraña sin cefalea: es un cuadro en el cual se presentan solamente alteraciones visuales sin asociarse a dolor de cabeza.
  • Migraña retiniana: es la que produce una pérdida de visión unilateral transitoria aguda.

Afortunadamente los episodios migrañosos raramente llevan a la pérdida permanente de la visión, no obstante aquellos pacientes que desarrollen síntomas visuales durante el ataque agudo, es aconsejado que sea evaluado por un especialista de la visión aparte del neurólogo, el cuál realice un examen ocular completo.

Publicado el Deja un comentario

EL EJERCICIO FISICO PUEDE REDUCIR LA PROGRESIÓN DE LA DEGENERACIÓN DE LA RETINA

Según un estudio realizado en animales y publicado en la revista ‘The Journal of Neuroscience’, el ejercicio aeróbico moderado ayuda a conservar la estructura y función de las células nerviosas de la retina tras sufrir daños.

Aunque varios estudios en animales y humanos apuntan a los efectos protectores del ejercicio en enfermedades neurodegenerativas o lesiones, se sabe menos de cómo el ejercicio afecta a la visión. La degeneración macular asociada a la edad es causada por la muerte de las células nerviosas sensibles a la luz en la retina llamadas fotorreceptores, y teniendo en cuenta que es una de las principales causas de ceguera en personas mayores, dicho estudio podría ser de gran importancia.

Machelle Pardue y sus colaboradores, del Centro de Mayores de Atlanta para la Rehabilitación Neurocognitiva y Visual de la Universidad de Emory, en Atlante, Georgia, Estados Unidos, son los que han puesto en marcha este estudio. Para ello pusieron a ratones a correr en una cinta trasportadora dos semanas antes y después de exponerlos a luz brillante, que causa degeneración de la retina. Observaron que aquellos que corrieron en la cinta perdieron solo la mitad del número de células fotorreceptoras que los animales que pasaron el mismo tiempo en una cinta parada.

Además, las células de la retina de los roedores que hicieron ejercicio eran más sensibles a la luz y tenían niveles más altos de una proteína llamada factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF), que estudios anteriores han relacionado con los efectos beneficiosos del ejercicio.

No obstante, este es el primer informe de que simplemente el ejercicio tiene un efecto directo sobre la salud de la retina y la visión. Esta investigación podría algún día conducir a diseñar regímenes de ejercicios personalizados o terapias de combinación en el tratamiento de enfermedades que causas ceguera. Favoreciendo así y ayudando a tantos casos como se presentan en el día a día.

Publicado el Deja un comentario

ÚLCERAS CORNEALES

La cornea es la capa transparente de la parte frontal del ojo. Una úlcera corneal es una erosión o pérdida de tejido en la parte externa de la córnea.

Las úlceras corneales suelen ser causadas principalmente por un trauma o una infección por bacterias.

En algunas ocasiones, existen factores que predisponen a los pacientes a padecer úlceras por otras causas. La queratitis o úlcera por el protozoo Acanthamoeba se puede presentar en usuarios de lentes de contacto, en especial en aquellos que hacen sus propias soluciones de limpieza caseras.

La queratitis micótica, o úlcera por hongos, puede aparecer después de una lesión corneal que involucre material vegetal o en personas inmuno-deprimidas.

La queratitis por herpes simplex es una infección vírica que se caracteriza por sus recidivas ya que es frecuente tener ataques repetitivos provocados por el estrés, la exposición a la luz solar o cualquier otra afección que deteriore el sistema inmunitario.

Las ulceras corneales también pueden ser causadas por: párpados que no cierren bien, cuerpo extraño en el ojo, abrasiones (arañazos) en la superficie del ojo, sequedad severa en los ojos, enfermedad ocular alérgica grave, diversos trastornos inflamatorios.

Los síntomas suelen ser: visión borrosa o nublada, ojo que parece rojo o inyectado de sangre, escozor o dolor intenso, secreción, sensibilidad a la luz (fotofobia), y lagrimeo.

El tratamiento de las ulcera e infecciones corneales depende de la causa y debe iniciarse lo más pronto posible para prevenir la opacificación de la cornea, y por tanto la pérdida de visión.

El tratamiento se comienza con antibióticos, siempre indicado por un especialista (oftalmologo), ya que aunque la causa no sea bacteriana, el tener la córnea comprometida con la úlcera favorece la sobreinfección con la flora bacteriana de la superficie ocular. Una vez que se sepa la causa exacta, se añade el tratamiento específico para tratar la causa.

Hasta la resolución de la úlcera, se recomienda que se evite maquillarse los ojos, no utilizar lentes de contacto, usar un parche ocular o gafa de sol para protegerse de la luz en caso de fotofobia.

Generalmente las personas que padecen ulceras corneales se recuperan por completo de dicha lesión, sin embargo es importante señalar que si no se trata una ulcera corneal puede causar daño a largo plazo y llevar a un notorio y permanente pérdida de la visión.

 

Publicado el Deja un comentario

CONJUNTIVITIS EN VERANO

La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva,  una enfermedad ocular frecuente que afecta con mayor frecuencia durante la época de verano y que según el tipo, puede ser contagiosa. En esta temporada existe un aumento del número de casos de conjuntivitis virales y alérgicas, y aparecen principalmente por la falta de hábitos de higiene saludable, el sol, las altas temperaturas, así como por ciertos agentes químicos o alergenos, como el polen, el polvo o el humo.

Los virus y las bacterias son los principales causantes de la conjuntivitis, sin embargo, en verano hay otro desencadenante, como la gran cantidad de productos químicos que se agregan en el agua de las piscinas. Dichas sustancias irritan y alteran la superficie ocular produciendo conjuntivitis tóxicas o alérgicas y dejan al ojo en una situación más susceptible de infecciones.

Los síntomas más comunes de las conjuntivitis son: enrojecimiento y lagrimeo del ojo; sensación de ardor en los párpados; sensación de cuerpo extraño o arenilla en el ojo; molestias, dolor.

Dentro del grupo de las conjuntivitis de origen infeccioso, tenemos dos grupos principales, la conjuntivitis viral que tiene una duración de 7 a 14 días y se caracteriza por el enrojecimiento de los ojos, lagrimeo y presencia de legaña blanquecina. Y la conjuntivitis bacteriana que suele presentarse como una gran inflamación, con presencia de legaña amarillenta o verdosa, y en algunas ocasiones puede comprometer los párpados y otras zonas oculares.

El tratamiento inicial de la conjuntivitis, sea viral o bacteriana, se realiza mediante la limpieza de los ojos con agua o suero fisiológico, ya que las secreciones presentes retrasan la recuperación y el efecto de algunos de los colirios que se prescriben. En ocasiones se recomienda el uso de antibióticos aplicados en gotas o crema. Para evitar los contagios es muy importante, no sólo la limpieza de los ojos sino lavarse con frecuencia las manos, utilizar toallas diferentes al resto de la familia, cambiar la funda de la almohada con frecuencia, no compartir los cosméticos para los ojos y cambiarlos regularmente

Por tanto, una buena higiene puede ayudar a prevenir la propagación de la conjuntivitis, y en caso de ser usuario de lentes de contacto, se deberá desechar las lentes que portaba cuando apareció la conjuntivitis infecciosa y de forma general, siempre tenemos que manipular y limpiar las lentes de contacto apropiadamente, evitar tocarse los ojos con las manos…

 

Publicado el Deja un comentario

EL COLESTEROL ELEVADO PUEDE AFECTAR A LA VISÍ

El colesterol alto nos pone en riesgo de tener ciertas enfermedades, como son enfermedades del corazón, embolias, hemorragias, presión arterial elevada, diabetes y oclusión de las arterias de la retina.

El colesterol se deposita en la pared de las arterias formando placas que impiden el flujo normal de la sangre, favorece la formación de trombos sanguíneos y se pueden desprender dichas placas formando émbolos que pueden obstruir algún vaso. Si el vaso que se bloquea es una de las arterias que nutren a la retina y nervio óptico, se puede experimentar pérdida de visión indolora por interrumpirse el paso del flujo sanguíneo.

Según algunos estudios, las personas con un alto nivel de colesterol en sangre, tiene tres veces más peligro de tener una oclusión de este tipo que la gente con índices normales de colesterol.

La manera de prevenirlo según algunos expertos, es tener una dieta baja en grasa, hacer ejercicio regular y mantener un peso saludable. Es fundamental hacerse exámenes regulares de los ojos si tenemos los niveles de colesterol alto, ya que en una evaluación del fondo ocular podemos observar los vasos sanguíneos y por lo tanto podemos descartar la afectación de dichos vasos por el colesterol y sus complicaciones como obstrucción de las arterias. Por otro lado, en exámenes oculares rutinarios podemos detectar las complicaciones oculares secundarias al colesterol elevado, en pacientes asintomáticos que no son conocedores de su problema. Entre los signos oculares que podemos encontrar en el examen visual rutinario, se encuentra el arco corneal que es un fino aro blanco o gris  alrededor de la córnea del paciente formado por triglicéridos, indicándonos que los niveles de colesterol son elevados. Otro signo que nos podemos encontrar en el fondo ocular es la visualización de las placas de colesterol en las bifurcaciones de las arterias, o la obstrucción del vaso.

A parte de los exámenes visuales anuales, si se tiene hipertensión, o diabetes o una combinación de ambas, hay que asegurarse de hacer chequeos regulares y ponerse en manos de especialistas para que el problema sea solucionado cuanto antes. De esta manera, podemos evitar males mayores.