Calle Virgen de la Paz, 4 - RONDA (Málaga)

Teléfono 952 87 11 33

EVITAR LA FATIGA VISUAL POR EL USO DE DISPOSITIVOS DIGITALES

El uso prolongado de dispositivos digitales tales como ordenadores, teléfonos móviles o tabletas provoca lo que se conoce como vista cansada o fatiga ocular. Se trata de un conjunto de molestias en los ojos que se desarrollan después de pasar varias horas frente a una pantalla digital.

Los principales síntomas de la fatiga ocular son el dolor de ojos, molestias, el enrojecimiento de los mismos y el lagrimeo. La sensación de tener algo en los ojos puede provocar que busquemos algo de alivio si los frotamos. Al hacerlo, se favorece la secreción de lágrimas que ayudan a limpiar la superficie ocular. Sin embargo, lejos de mejorar la situación, en muchas ocasiones, frotar los ojos puede ser contraproducente. Al frotar los ojos de manera persistente y agresiva, se puede dañar la delicada piel de los párpados así como la superficie ocular.

Por otra parte se aconseja, especialmente estos días, evitar tocar los ojos ya que, si las manos no están convenientemente limpias, pueden favorecer la entrada de virus o bacterias a nuestro organismo.

Ojos Lubricados

Para evitar sufrir fatiga ocular lo mejor es evitar el uso excesivo de las pantallas. Sin embargo, en estos días de confinamiento, el uso de las pantallas digitales, es mayor. Al teletrabajo que gran parte de la población está obligada a realizar y las clases online que deben seguir los estudiantes, tenemos que sumar que el ocio, en muchas ocasiones, se realiza a través de los dispositivos digitales. Ver películas, series, jugar a videojuegos, incluso chatear con los amigos o la familia se hace de frente a estas pantallas.

El problema de prestar atención a lo que hacemos en los dispositivos digitales es que los ojos dejan de parpadear de manera habitual reduciendo la cantidad de parpadeo. Por este motivo, los ojos no se lubrican lo que deberían y se resecan.

Por eso es importante parpadear a menudo y siempre que nos demos cuenta. Parpadear lentamente durante unos segundos puede ayudar a restaurar la lubricación ideal de los ojos.

Evitar un lugar de trabajo seco (el calor de la calefacción puede resecar el ambiente) también ayuda a que los ojos permanezcan húmedos. En ocasiones puede ser buena idea utilizar un humidificador en la habitación para conseguir un ambiente óptimo.

El uso de lágrimas lubricantes es una ayuda eficaz para evitar desarrollar vista cansada.

Ejercicios Oculares

Es importante permitir que el ojo descanse. Forzar los músculos del ojo para que fijen la vista, durante mucho tiempo, a la misma distancia, fatiga los ojos. Para evitarlo, es recomendable mirar hacia lo lejos, a través de la ventana, durante 20 segundos, después de 20 minutos de trabajo frente a la pantalla.

Alternar la vista cercana, mirando un objeto que está cerca de nosotros, con la vista lejana, haciendo lo propio con un objeto que esté lejos, también ayuda a descansar el ojo. Repetir durante 10 segundos este ejercicio contribuye a relajar los músculos oculares.

También es aconsejable tomar varios descansos de cinco minutos, levantarse de la silla en ese tiempo y pasear mirando hacia lo lejos. Es muy habitual que el trabajo nos obligue a permanecer atentos a las pantallas de manera continua durante horas.

Sin embargo, los descansos indicados son esenciales para que lleguemos al final de la jornada con una buena salud visual que puede contribuir, entre otras cosas, a reducir el riesgo de sufrir dolores de cabeza.

Compartir en Redes Sociales