examen-visual

Examen Visual

 

examen-visualSeguro que en algún momento de sus vidas, le han realizado un examen visual en el cual le han dicho si necesita gafas o no, pero un examen visual da mucha más información que la graduación para gafas… ¿Sabe usted en realidad todo lo que le están haciendo cuando usted acude a su óptica de confianza a una revisión?

Pues bien, en realidad es difícil de resumir todas las pruebas que se pueden realizar para confirmar un diagnostico y conocer el estado general de la visión del paciente. Hay muchas pruebas y normalmente, solo emplearemos una selección de estas; con el fin de no cansar al paciente e ir directamente a la causa del problema.

El examen visual se compone de cuatro fases con el fin de evaluar la agudeza visual, estado refractivo, sistema binocular y acomodativo y de salud ocular:

1.- Anamnesis-Historia: El objetivo de esta fase previa, es obtener información para ofrecer un diagnóstico más preciso y personalizado. Para ello, incluimos datos sobre su salud, hábitos, profesión, actividades más frecuente, antecedentes familiares, edad,.., y cualquier detalle que nos ayude a sospechar la causa.

2.- Pruebas objetivas: Las primeras pruebas que se realizan servirán para obtener datos objetivos, para ello utilizamos equipamiento de alta tecnología como el refractómetro, el retinoscopio o el queratómetro. Estas medidas son un primer paso para saber si existe alguna necesidad de graduación. Dentro de las pruebas iniciales se incluyen las pruebas de motilidad ocular que nos permiten detectar posibles problemas de coordinación en los movimientos oculares o bien si existe desviación en alguno de sus ojos.

También dentro de las pruebas iniciales se suele realizar reflejos pupilares con el que podemos detectar por medio de una luz puntual problemas en las vías nerviosas.

Otra prueba que se realiza es la medida de la presión intraocular, por medio del tonometro, el cual sirve para la detección precoz del glaucoma (una de las primeras causa de ceguera en el mundo).

De modo preventivo, se realiza una exploración de las distintas partes del ojo con el biomicroscopio y el oftalmoscopio con el objetivo de controlar el estado interno y externo del ojo. Estos exámenes nos permiten detectar anomalías que afectan a la salud visual.

3.- Pruebas subjetivas: Esta fase incluye las pruebas que utilizamos para volver a valorar todas las áreas teniendo en cuenta la propia percepción del paciente. Así valoramos la cantidad y calidad de la visión. Con el foróptero y las gafas de pruebas, por ejemplo, encontramos la graduación que aporta el máximo rendimiento visual. No solo se busca mejorar la cantidad, sino también la calidad, que asegure al paciente una visión óptima, cómoda y que mejore su calidad de visión.

4.- Diagnostico y recomendaciones: Una vez con los datos de la historia o anamnesis y de las pruebas realizadas tanto objetivas como subjetivas, podemos obtener un diagnóstico de cómo se encuentran las distintas áreas de la visión. Además se le asesora sobre la mejor solución como puedan ser gafas, lentes de contacto, terapia visual,… y consejos de higiene para mejorar el rendimiento en todas sus actividades diarias en función de las necesidades del paciente.

Pásate por Óptica Baca, llama por teléfono al 952 87 11 33 , o déjanos un mensaje

¡Te Esperamos!

Artículos relacionados

¿Por qué Duelen los Ojos?

Tendemos a pensar que cuanto mayor es el dolor, más grave es el problema ocular. Pero esto no suele ser así. De hecho, uno de

Como Elegir Bien tus Gafas de Sol

Ahora que se acerca el verano y que pasamos más tiempo al aire libre, tenemos que ser más conscientes de la importancia de utilizar gafas