Calle Virgen de la Paz, 4 - RONDA (Málaga)

Teléfono 952 87 11 33

Extrema la limpieza en el uso de lentillas.

Ante la intranquilidad que ha generado entre algunas personas, usuarias de lentillas, la posibilidad de que el uso de las mismas pueda favorecer el contagio de coronavirus, la Sociedad Española de Oftalmología ha dejado claro que no existe evidencia alguna de que el uso de lentillas favorezca el desarrollo de la enfermedad.

Sí es cierto que la  manipulación de las lentillas puede favorecer, si las manos no se han lavado correctamente, que los virus accedan al organismo. Y es que los virus penetran en el cuerpo a través de las mucosas; boca, nariz u ojos. En estos casos, el problema partiría de las manos y de la falta de higiene de las mismas, y no de las lentillas.

Por todo ello hay que dejar claro que, la mejor manera de evitar riesgo de contagios, tal y como indican todas las autoridades sanitarias, es el lavado a conciencia de las manos.

Lentillas Desechables o de uso prolongado

Además de ello, y para minimizar el riesgo de contagio derivado de la manipulación, los profesionales de la visión recomiendan durante estos días extremar la higiene y las medidas de precaución al manipular las lentes de contacto. 

Además es recomendable, en los caso que sea posible, el uso de lentillas desechables de uso diario.

Sin embargo los usuarios de lentillas rígidas, lentillas orto-k, de uso quincenal o mensual y que no pueden dejar de utilizarlas. En estos casos, la higiene tanto de las manos (antes y después de introducir o extraer las lentillas), como de las propias lentillas, adquiere  una importancia mayor a la habitual.

Higiene de Lentillas y Seguridad

¿Cómo extremar la higiene de las lentillas? Lo primero que debemos hacer es limpiar las lentillas con el líquido limpiador adecuado que nos haya sido recomendado por nuestro óptico-optometrista. Después, enjuagarlas con una solución salina.

Las personas que utilicen una solución única de mantenimiento deberían cambiar es hábito estos días y, en lugar de esta solución, utilizar peróxido.

El peróxido es un líquido que se acompaña de una pastilla. Normalmente se echa la pastilla en el líquido y se introduce la lentilla. Estos días, para reforzar la limpieza de las lentillas, es recomendable dejar la lentilla en el líquido durante 6 horas. Después de las cuales se echa la pastilla.

Allí tiene que permanecer la lentilla al menos una hora. Sólo después de esa hora se puede enjuagar con la solución salina, antes de introducirla en el ojo.

Si a pesar de estas indicaciones, tiene cualquier duda sobre el uso o mantenimiento de las lentillas, puede ponerse en contacto con su centro de Federópticos.  Durante el tiempo que dure esta situación, a pesar de que las ópticas del Grupo permanecerán cerradas, los profesionales se ofrecen a resolver tanto las urgencias que se puedan presentar como consultas relacionadas con el cuidado de la salud visual y auditiva.

Compartir en Redes Sociales