Calle Virgen de la Paz, 4 - RONDA (Málaga)

Teléfono 952 87 11 33

IMPORTANCIA DE LAS GAFAS DE SOL EN NIÑOS

La mayoría de los padres se preocupan en poner cremas solares a sus hijos, sin embargo, se olvidan de uno de los mayores riesgos asociados al sol: el daño que provoca en los ojos de los más pequeños.

Los ojos de los niños son más sensibles que los de los adultos a la radiación ultravioleta, por tanto deben usar gafas de sol para prevenir futuros problemas oculares.

Los motivos por los cuales es importante que los niños usen gafas de sol es porque su pupila es mayor que en la de los adultos y deja pasar más cantidad de luz, además el cristalino esta aún poco desarrollado y los tejidos oculares tienen poca pigmentación, con lo cuál tienen menos protección contra los rayos solares ultravioletas (UV) dejando pasar dichas radiaciones llegando directamente en la retina, lo cual puede provocar daños a corto y largo plazo.

De ahí la importancia de proteger los ojos del bebé con gafas de sol e incluso con un sombrero o gorra con víscera delantera que cubra la zona de la frente y los ojos.

Pues bien, muy poco conocemos los efectos nocivos de los rayos solares sobre los ojos. Pueden provocar quemaduras solares, alteraciones agudas de la córnea, lesiones degenerativas y quemaduras agudas en la retina, así como patologías más severas como cataratas, y degeneración macular asociada a la edad.

Aún con gafas de sol, hay que señalar que los niños nunca deben mirar directamente al sol y evitar, en la medida de lo posible, la exposición entre las doce del mediodía y las cuatro de la tarde que son las horas solares más perjudiciales.

Y por supuesto, hacer referencia que siempre usemos gafas de sol homologadas, es mejor no llevar gafas que usar unas gafas malas.

Compartir en Redes Sociales