Tiempo de Exámenes y Fatiga Visual

A estas alturas del mes de junio, en el que se vislumbra el final del curso académico, los estudiantes tienen los exámenes a la vuelta de la esquina. Durante estas semanas se refuerza el tiempo dedicado al estudio con el objetivo de aprobar todas las asignaturas y optar a la máxima nota posible.

Actualmente son muchos los estudiantes que utilizan el ordenador para estudiar. Por eso, estos días pasan más tiempo frente a la pantalla. Si a esta exposición a la luz de la pantalla del ordenador le sumamos la exposición de la luz de las pantallas de sus teléfonos móviles, el riesgo de que sufran Síndrome Visual Informático (SVI) se incrementa en este período del año.

El Síndrome Visual Informático es una afección temporal cuya principal manifestación es la fatiga visual. La visión doble o borrosa, el lagrimeo, la sequedad ocular, el enrojecimiento de los ojos y el dolor ante la luz, son los principales síntomas del SVI. En ocasiones, el malestar incide en la aparición del dolor de cabeza y la persona puede llegar a sufrir mareos y náuseas.

Las pantallas de los ordenadores y dispositivos electrónicos emiten luz azul. Parte de esta luz puede provocar estrés y fatiga visual, especialmente si se produce una sobreexposición a estos dispositivos.

Es aconsejable regular el tiempo que se dedica a estudiar frente a la pantalla del ordenador, pero, si estas semanas no es posible, se pueden seguir una serie de recomendaciones que eviten o minimicen la fatiga visual.

Evitar la Fatiga Visual

Para evitar la fatiga visual, es importante cuidar la ergonomía visual, esto es, adaptar el entorno de trabajo o estudio a las necesidades de las personas que deben usar el ordenador durante horas.

Algunos consejos de ergonomía visual son los siguientes:

  • Mantener la habitación de estudio bien ventilada y evitar que el ambiente se reseque (cuidado con abusar del aire acondicionado).
  • Cuidar una postura cómoda en el asiento con la espalda apoyada en el respaldo. La distancia hasta la pantalla debe ser de unos 50-60 cm.
  • La iluminación debe ser correcta evitando que el sol de la ventana incida de manera directa en la pantalla del ordenador. Asimismo, una iluminación deficiente puede provocar que se fuerce la vista.
  • La pantalla debe estar limpia. También es conveniente modular el brillo y el contraste para reducir el impacto sobre los ojos.

Es importante dejar descansar la vista unos 5-10 minutos cada hora. Mirar hacia lo lejos desde la ventana o incluso dar un paseo, contribuye a que los ojos descansen.

Por otra parte, para proteger los ojos de la luz azul, existen lentes que cuentan con filtros protectores que reducen la intensidad de este tipo de luz.

El uso de este tipo de lentes ayuda a disminuir el cansancio y estrés visual.

Artículos relacionados

¿Yoga para tus ojos?

El llamado yoga ocular es una terapia que consiste en realizar una serie de ejercicios con el fin de poner en forma todos los músculos de los