Publicado el Deja un comentario

LENTES POLARIZADAS

Las lentes polarizadas tienen fundamentalmente dos ventajas: son altamente convenientes como gafas de sol y neutralizan reflejos incómodos que provienen de superficies como carreteras mojadas, agua o nieve; de esta manera garantizan una gran comodidad y una visión rica en contrastes.

Pero, ¿cómo funcionan las gafas de sol polarizadas?

Una gafa de sol polarizada es una lente de sol base a la que se le añade una lámina especial que únicamente bloquea la luz que viene en una determinada dirección. Lo habitual es que en el caso de las gafas de sol estén polarizadas verticalmente, de modo que va a bloquear fundamentalmente la luz que venga horizontalmente. Partiendo de la base de que la luz del sol de por sí no es polarizada (vibra en todas las direcciones), las gafas no pueden bloquearla sin más pero lo que ocurre es que cuando esa luz se refleja en una superficie horizontal (la carretera; especialmente mojada, el agua, un cristal, la nieve, etc…), entonces la lente si que la bloquea.

Al utilizar gafas de sol polarizadas el deslumbramiento producido por el sol reflejado en la superficie se bloquea casi totalmente y tenemos una visión correcta.

Por tanto, los beneficios del uso de gafas de sol polarizadas son los siguientes:

– Protección 100% contra rayos UV

– La visión es notablemente más rica en contrastes

– Ideales para personas con sensibilidad a la luz

– En la sombra no se oscurecen tanto como con las gafas de sol normales, por lo que al pasar por zonas sombreadas o incluso túneles la visión que se consigue es mucho mejor.

– Eliminan brillos excesivos, por lo que la fatiga visual se reduce.

De ahí la importancia de utilizarlas cuando conducimos, especialmente en asfalto mojado o a primeras horas de la mañana o últimas de la tarde, los reflejos de luz nos dificultan la conducción y es difícil ver la carretera. Esos molestos reflejos se producen porque la luz del sol se refleja en la carretera.

Por tanto, en temas de seguridad no vale la pena jugársela. Igual que no olvidas el cinturón de seguridad cuando subimos al coche, no te dejes tus gafas de sol polarizada en casa. Con ellas a parte de poder tener una visión más nítida y confortable, evitará muchas lesiones a largo plazo que el sol puede ocasionar en nuestros ojos y que no nos damos cuenta.

Compartir en Redes Sociales
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *