¿Has Estado Ingresado en la UCI por el Coronavirus? ¡Revisa tus Ojos!

Las personas que han resultado infectadas por el COVID-19 de gravedad, pueden haber desarrollado complicaciones en los ojos. 

Al margen de las complicaciones derivadas del COVID-19, se sabe que los pacientes que pasan un tiempo encamados o sometidos a ventilación mecánica en las unidades de cuidados intensivos, pueden desarrollar problemas oculares. De hecho, el cuidado de los ojos forma parte de los cuidados administrados a todos los pacientes de unidades de cuidados intensivos, especialmente aquellos inconscientes, sedados o inmovilizados.

Las complicaciones oculares abarcan desde infecciones leves de la conjuntiva hasta lesiones y úlceras graves de la córnea. La ulceración, vascularización y las cicatrices de la córnea pueden causar una lesión ocular permanente.

La sedación de una persona hace que se cierre del párpado aunque éste no llega a ser total lo que provoca la evaporación de la película lagrimal. Esto, unido a que algunos medicamentos provocan también un descenso de lágrimas, hace que el ojo no disponga de suficiente lubricación. Es decir, hablamos de la aparición del ojo seco.

La sequedad del ojo puede originar una queratopatía superficial, una enfermedad de la córnea que puede poner en peligro la superficie de la misma. Una ulceración de la córnea o la aparición de cicatrices pueden generar un daño permanente en la visión.

El edema, o quemosis conjuntival se conoce como ojo inflamado. Suele deberse al soporte ventilatorio y a los medicamentos utilizados para facilitar dicho soporte ventilatorio. Estos pueden provocar un incremento de la presión intraocular que puede provocar una hemorragia subconjuntival.

En ocasiones, el edema conjuntival se puede producir si el esparadrapo que sujeta el tubo de respiración, está demasiado tirante.

Prevención y Detección de Problemas

Las medidas utilizadas para el mantenimiento de la superficie ocular en las UCIs van desde una limpieza sencilla del párpado hasta la sutura de los párpados para lograr un cierre adecuado del ojo. Las intervenciones del cuidado de los ojos han sido agrupadas en cuatro categorías principales: protocolos de higiene ocular, prevención del ojo seco, cierre del párpado, y programas de cuidado de los ojos.

 Además de proteger convenientemente los ojos de los pacientes de COVID que deben ser sometidos a ventilación mecánica y permanecer en la UCI, es conveniente someterles con posterioridad a un examen ocular para detectar posibles problemas derivados de su estancia en la unidad de cuidados intensivos.

Artículos relacionados

Tabaquismo y Salud Visual

El tabaquismo y la salud visual están muy relacionados. En nuestro país fallecen 60.000 personas al año como consecuencia de enfermedades provocadas por el tabaco.