Publicado el Deja un comentario

IMPORTANCIA DEL USO DE UN BUEN LÍQUIDO DE MANTENIMIENTO DE LAS LENTES DE CONTACTO

Las lentes de contacto adaptadas sobre la superficie corneal anterior y parte de la conjuntiva, cualquiera que sea su material óptico, son propensa a acumular sobre su superficie (anterior y posterior), los componentes de la película lagrimal. Por otro lado, también pueden ser contaminadas por sustancias procedentes de los dedos que la manipulan, así como también por bacterias, virus, hongos y amebas. Debe recordarse que en condiciones normales, existe flora bacteriana en párpados y conjuntiva.

Es decir, que ante la presencia de depósitos, los riesgos de contaminación y la necesidad de humectación justifican la existencia de productos específicos destinados al mantenimiento de las lentes, que se han ido haciendo más sofisticadas según se introducían nuevos polímeros y nuevas formas de uso.

La finalidad de ese mantenimiento es: conservar las lentes de contacto en buen estado, desinfectarlas y acondicionarla para su uso.

Las soluciones empleadas para los procedimientos de cuidado de las lentes de contacto deben ofrecer ciertas propiedades químicas. Estas propiedades no solamente servirán para que la solución sea eficaz en sus funciones de limpieza, enjuagado, hidratación, humectación y desinfección de las lentes, sino que también debe asegurar que no sea tóxica para los tejidos oculares.

Las soluciones empleadas en contactologia deben ser formuladas con una tonicidad semejante a la de la película lagrimal con la que interactúa de forma directa e indirecta. Si se emplearan soluciones cuya tonicidad fuera menor o mayor al de la película lagrimal, entonces se producirían reacciones adversas cuando aquéllas se pusieran en contacto con los tejidos oculares.

Por tanto, los líquidos de mantenimiento de las lentes de contacto son un elemento esencial en el confort de las lentes de contacto, hay que tener en cuenta que un líquido que no haga bien la función de limpieza y eliminación de proteínas causará un deterioro mayor en la lente de contacto, disminuyendo la vida útil de ésta. E igualmente nos evita de las odiosas conjuntivitis.

Actualmente existe en el mercado una gran variedad de productos de mantenimiento de lentes de contacto aunque no todos ellos igual de eficaces en su acción desinfectante y de limpieza. Algunos productos no están indicados para ciertos tipos de materiales de lentes de contacto y no todos ellos preservan el buen estado de la superficie ocular sino que incluso pueden llegar a ser tóxicos. Por todo ello, es conveniente utilizar el sistema de mantenimiento recomendado por su optometrista que al ser el profesional especializado en el área de la contactología, puede aconsejarle el mejor sistema de mantenimiento más adecuado para su caso en particular.

Compartir en Redes Sociales
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *