Lateralidad

Problemas de Lateralidad

 

LateralidadLa lateralidad es la función que hace posible que nos orientemos en el espacio y el tiempo, y nos permite entender y manejar los códigos escritos (letras y números).

Si en el momento de aprender a leer y a escribir el niño no ha desarrollado una buena lateralidad muy posiblemente tendrá dificultades en el aprendizaje de la lecto-escritura, ya que sin una buena organización lateral, el niño no sabe si la lectura tiene que ajustarse a un patrón de ordenamiento diestro o a uno zurdo.

No sabe si “23”, “32”, “SE” o “ES” representan las mismas cantidades, significan los mismos mensajes o son garabatos aleatorios que no hay forma de interrelacionar.

Por tanto, los niños deben construir bien la lateralidad para tener un punto referencial espacio-temporal. Esta referencia es vital para automatizar los aprendizajes básicos, para organizarse interiormente y para organizar todo lo que nos rodea.

La dominancia lateral existe cuando el ojo, mano, pie, oído del mismo lado son dominantes, ya sea el lado derecho o el lado izquierdo. Si esto no ocurre así decimos que tiene lateralidad cruzada.

Los niños con lateralidad cruzada, ojo-mano sobre todo, diestro de mano y zurdo de ojo o al contrario van a presentar dificultades de lectoescritura, por el bajo dominio visuo-espacial.

Los síntomas por problemas de lateralidad son:

  • Dificultad en la automatización de la lectura, escritura y cálculo
  • Inversiones en la lectura y en la escritura de números y letras
  • Errores al leer, sustituciones de unas letras por otras
  • Dificultades con los conceptos básicos matemáticos
  • Desorientación espacial y temporal
  • Torpeza motril y de ritmo

Como consecuencia de todo esto el aprendizaje escolar se ve afectado, sin olvidar el aspecto emocional. Se convierten en niños desmotivados, con poco interés en las actividades escolares, debido a sus problemas de atención y concentración. Su autoestima suele ser muy baja.

El tratamiento debe ser adaptado a cada niño teniendo en cuenta su origen y las dificultades que está ocasionando.

La terapia visual es una de las técnicas que más pueden ayudar a estos niños, ayudándoles a reorganizar su sistema nervioso aprovechando las posibilidades de neuroplasticidad del sistema nervioso; resolviendo todos los síntomas antes descritos, las dificultades de atención, de organización espacio temporal, y sus problemas emocionales y de autoestima, y como consecuencia, sus dificultades escolares y emocionales.

Artículos relacionados

¿Por qué Duelen los Ojos?

Tendemos a pensar que cuanto mayor es el dolor, más grave es el problema ocular. Pero esto no suele ser así. De hecho, uno de

Como Elegir Bien tus Gafas de Sol

Ahora que se acerca el verano y que pasamos más tiempo al aire libre, tenemos que ser más conscientes de la importancia de utilizar gafas